la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik








“Y estamos marchando todavía en las calles

Con pequeñas victorias y grandes fracasos

Pero hay alegría y hay esperanza

Y hay un lugar para ti”

Joan Báez





Artistas del mundo con SAKINEH: Carla Bruni, Gérard Depardieu, Catherine Deneuve, Mia Farrow, Bob Geldof











Súmate a la campaña por la liberación de Sakineh firmando en el link de abajo. Gracias!
La Régle de Jeu


"Sakineh Mohammadi Ashtiani  está esperando en la prisión de Tabriz, en el oeste de Irán, donde languidece desde hace  cinco años, la respuesta a una solicitud de reconsideración de su caso - programada originalmente para el 15 de agosto.

Su "crimen" (que, recordemos,  ella confesó bajo tortura, es haber tenido según sus acusadores  dos relaciones amorosas fuera del matrimonio) ya había sido castigado con 99 latigazos administrados en presencia uno de sus dos hijos.

Pero ahora una nueva  y tenebrosa acusación pende sobre ella, hace unos meses la sentenciaron a muerte, pero no cualquier pena de muerte, ¡una muerte por lapidación!

La opinión pública internacional, impresionada  por el horror de esta amenaza a Sakineh, esperó la revisión de este bárbaro veredicto cuando, el 11 de agosto pasado en  la noche, se produjo en la televisión iraní un show mediático que ya está comenzando a ser habitual en ese país: en una transmisión en horario estelar, mostraron a la joven y sus  supuestas “confesiones”; la víctima,  cubierta por un chador negro que sólo le dejaba ver su nariz y un ojo, con una hoja de papel entre las manos,  y hablando como si estuviera recitando una lección mal aprendida, mientras  una voz en off en persa cubría su propia voz hablando en su idioma nativo, el azerí, confesó su presunta “complicidad” en el asesinato de su marido.

Su actual abogado, Hutan Kian, dijo que la confesión era nuevamente producto de la tortura a la que había sido sometida y que el terrible espectáculo televisivo  había dejado  "completamente traumatizados" a los hijos de Sakineh.

Por otro lado no se puede saber la verdadera identidad de la mujer oculta bajo el chador que apareció esa noche en la televisión, no sólo porque no se le vio la cara ni se escuchó  su verdadera voz, sino también  porque lo que ella dijo es absolutamente contrario a lo que había  declarado a The Guardian la semana pasada: que en 2006 las autoridades iraníes ya habían desestimado ese cargo y que ahora las autoridades y  la “justicia” iraníes querían condenarla  recurriendo a mentiras, para sembrar confusión y preparar a la opinión pública y los medios para que aceptaran su lapidación, únicamente  “porque ella es una mujer”  y vive "en un país donde a las mujeres se les niegan los derechos más elementales.”


Qué Sakineh está privada de sus derechos básicos, es evidente ya que ni siquiera tuvo el derecho de escuchar el veredicto en su propio idioma  ("cuando el juez pronunció la frase ", dijo a The Guardian, “yo ni siquiera sabía que iba a ser lapidada hasta la muerte porque no sabía lo que significaba esa palabra, rajam"; se me pidió que firmara la sentencia, lo que hice, y cuando volví a la cárcel y mis compañeras me dijeron que iba a ser lapidada, inmediatamente me desmayé ").  Esto es confirmado por su desventurado   ex abogado, Mohammad Mostafaei, el mismo que atrajo  la atención internacional a su caso y que fue amenazado por eso con la cárcel (se salvó viajando a Turquía, donde espera la visa para Noruega – pero no así su esposa,  Fereshteh Halimi,  que fue secuestrada y encarcelada). Sin querer entrar en detalles más escabrosos, en Irán la familia tiene el “derecho” de pedir la lapidación de una mujer integrante de la misma, pero no es este el caso de Sakineh ni de su familia, por supuesto.

Pero más allá de estas consideraciones en las que no tenemos ni la inclinación ni  ahora realmente el tiempo para debatir es urgente intervenir para evitar un asesinato que las personas preocupadas por la situación  de Sikaneh tememos ocurra en cualquier momento.
También hay una necesidad urgente de responder a la llamada de los hijos de  Sakineh, Fasride y  Sajjad Mohammadi Ashtian, implorando que no dejemos que asesinen a su madre  y que no permitamos  que su "pesadilla  se haga realidad."

Es urgente exigir a las autoridades iraníes que renuncien a cualquier forma de ejecución de Sakineh, que la liberen sin demora y que se la declare inocente.

Miles de mujeres, cada año, son condenadas en Irán  a la flagelación, la lapidación y otros tratos crueles y degradantes: es urgente, incluso más allá del caso de  Sakineh,  que la ONU le exiga al  régimen de los mulás las promesas realizadas  en 2002 y 2008, por la abolición de dicha pena.
La vida de una mujer está en juego.
La libertad y la dignidad de miles de personas también.
Y finalmente está el honor de un gran país con una cultura memorable y magnífica, y que puede desintegrase ante los ojos del mundo, ante la cara ensangrentada, los ojos reducidos a pulpa, de una mujer lapidada hasta la muerte.
Pobre Sakineh. "


Primeros firmantes:
Elisabeth Badinter, Juliette Binoche, Rachida Dati, Sussan Deyhim, Mia Farrow, Bob Geldof, Ayaan Hirsi Ali, Milan Kundera, Bernard-Henri Lévy, Patrick Modiano, Taslima Nasrin, Yann Richard, Ségolène Royal, Marjane Satrapi, Jorge Semprun, Wole Soyinka, Simone Veil, Jody Williams.

Primeras personas en apoyar la solicitada:
Carla Bruni-Sarkozy , Catherine Deuneuve, Isabelle Adjani,  Gérard Depardieu, Isabelle Huppert,  Victoria Abril,  Jacques Chirac, Monica Bellucci,  Placido Domingo, Jeanne Moreau, Valéry Giscard d’Estaing, Costa Gavras, Marianne Faithfull,  Peter Brook , Jane Birkin , Rossy De Palma, Jeremy Irons, Carmen Moravia, Sylviane Agacinski, Juliette Gréco, Charlotte Rampling, Françoise Hardy, Frédéric Mitterrand, Claude Lelouch, Josiane Balasko , Nana Mouskouri,  Woody Allen,  Armand Amard, Maria De Medeiros , Armin Arefi, Martine Aubry, Fernando Arrabal, Ariane Ascaride, Yvan Attal, Edouard Baer, ,Sylvie Vartan,  Christophe Barratier, Marie-Christine Barrault, Kate Barry, Guy Bedos, ,Samuel Benchetrit, Yamina Benguigui,Pierre Bergé, Charles Berling, Stéphane Bern,Yann-Arthus Bertrand, , Marie-Louise Bischofberger, Biyouna, Dominique Blanc, Bertrand Blier, Luc Bondy, Romane Bohringer, Carole Bouquet,  Valéria Bruni-Tedeschi, Sophie Calle, Philippe Calvario, Jean-Claude Carrière, Robert Carsen, Arlette Chabot, Alain Chamfort, Cali,  Patrice Chereau, François Chereque, Jeanne Cherhal,  Julien Clerc, Hans-Peter Cloos, François Cluzet, Nicole Croisille, Olivier Corpet, Marion Cotillard, Antoine De Caunes,  Vincent Delerme, Martial Di Fonzo Bo, Laurent Dispot, Claire Diterzi, Lou Doillon, Arielle Dombasle, , Léa Drucker, André Dussolier, Brigitte Engerer, Enzo Enzo, Golshifteh Farahani, Mylène Farmer, Thomes Fersen, Jean-Louis Foulquier, Sami Frey, Charlotte Gainsbourg, Nicole Garcia, Christophe Gayral,  Grand Corps Malade,  Arthur H, Jacques Henric, Anne Hidalgo, Lucas Hemleb, Jacques Higelin, , Angélique Ionatos, Marianne James, Agnès Jaoui, Elfriede Jelinek, Lionel Jospin, Gérard Jugnot, Marthe Keller, Ludovic Lagarde, Valérie Lang, Matthias Langhoff, Chantal Lauby, Bernard Lavilliers, Roch Leibovici, Micha Lescaut, Michael Levinas, Justine Lévy, Didier Long, Ibrahim Maalouf, Amin Mahdavi, Abd Al Malik, Noël Mamère, François Marthouret, Kad Merad, Macha Méril, Daniel Mesguich, Julia Migenes, Radu Mihaileanu, Patrick Mille, Catherine Millet, Claude Miller, Misia, Yann Moix, Mathilde Monnier, Wadji Mouawad, Anna Mouglalis, , Isabelle Nanty, Catherine Nay, Florence Parisot, Laurent Pelly, Nicole Philibert, Michel Piccoli, François Pinault, Denis Podalydès, Patrick Poivre d’Arvor, Michel Portal, Robin Renucci, Natacha Regnier, Dominique Reymond, Jean-Michel Ribes, Laurent Ruquier, Emmanuelle Seigner, Sanseverino, Véronique Sanson, Dominique Sopo, Alain Souchon, Marie Vialle, Lars Von  Triers, Elie Wiesel, Lambert Wilson, Gabriel Yared, Roschdy Zem


Texto tomado del blog francés La Règle de Jeu

FIRMA  POR UNA VIDA :  La Règle de Jeu