la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik





Gaza y el surgimiento del antisemitismo en Europa / Dr. Chaim Bernard ,Tel-Aviv, New York Times







¡Denme una estrella amarilla! Un lúgubre parche cosido con la forma de la Estrella de David que cada judío se vio obligado a colocarse en la Alemania nazi así como en cada país que los alemanes conquistaron; cada país en Europa, incluso algunos aliados de Alemania; cada cultura que buscaba exponer al judío odiado.

Una estrella amarilla que se colocaron mi padre y mi madre, mientras tú, Europa, te atenías a ello.

Eso es lo que soy para ti: el judío culpable. El judío que roba. El asqueroso judío. El judío infrahumano. El judío que sólo puede hacer el mal –bombardear a inocentes niños musulmanes— ya que eso es, por supuesto, todo lo que hacemos, todo lo que siempre aspiramos como una nación, una raza.

La estrella amarilla se nos impuso. Se nos introdujo en nuestras gargantas. Significaba el deshonor y se asociaba al antisemitismo, tal como ustedes probablemente saben. Debía ser un parche de oprobio, tal como la Letra Escarlata de Hawthorne. Pero 6 millones de veces peor.

Denme una estrella amarilla.

Quiero colocarme una estrella amarilla encima de mi pecho izquierdo en cada pieza solitaria de ropa que posea. En mi traje Armani, en mi camiseta Nike, en mi suéter Ralph Lauren, en mi capucha Champion, mis jeans Diesel, mi chaqueta de ciclista de South Beach. Me la colocaré incluso en la playa sobre mi pecho desnudo si hace falta.

Quiero caminar por las calles de París, cerca del Marais y ser visto por ustedes, los antisemitas europeos.

Fuera de la Gran Sinagoga de Estocolmo, el Centro Torah de Bruselas, el Memorial de Anna Frank en Ámsterdam, el Museo del Holocausto en Berlín la Casa de Sigmund Freud en Londres.

Quiero que todos ustedes me vean y oírles decir: ‘Miren, aquí viene el judío, no es como el resto de nosotros. Tan sólo es un sucio judío. Un asesino en masa. Mata a niños musulmanes y luego usa su sangre para hacer bollos de Matzah, tal como el resto de los judíos. Bombardean masivamente a gente inocente. Son inútiles salvo por su conocimiento, sus premios Nobel, y su éxito. Matan niños, esos judíos.

¿No lo sabían? Los judíos son los dueños de Hollywood, de los medios, de los bancos. Son la escoria de la tierra. Roban. Hitler tenía razón. Vayamos a pintar esvásticas sobre las tumbas de sus abuelos. Vayamos a darle una paliza. Vayamos a matarlo. Vayamos a asesinar a un rabino en Miami o en Bruselas'.

Quiero una estrella amarilla.

Europa, para mí esa estrella amarilla es un símbolo de todo lo que apoyo. Es un símbolo de sobrevivir al mal. Es herencia y conocimiento. Tolerancia y optimismo. Es fuerza y confianza frente a la debilidad e inseguridad de a quienes no se les ha enseñado suficientemente bien lo que sus madres han debido enseñarles. Esa estrella amarilla es educación, resistencia. Es lo bueno por encima de lo malo, y es vida.

Es testamento para todos quienes murieron trágicamente llevándola, para que sus futuros hermanos y hermanas sobrevivientes nunca sepan tener miedo de quienes son nuevamente. Para que nunca se callen, para que nunca pidan disculpas por sobrevivir.

Gracias a ellos y, por supuesto, para ellos, ese parche amarillo dejó de ser un parche de vergüenza hace tiempo. Es mi parche de honor. Sobreviví a la indiferencia de ustedes, a su estupidez, a su falta de humanidad, su odio y su ignorancia.

Para mí es Me Ca** en su Estrella europea amarilla.

Es una estrella que ciega cualquier otro emblema que promueve el odio. Ahoga la forma, el perfil y el color de las esvásticas, de las banderas negras de ISIS y Al Qaeda, y el verde de Hamas o el amarillo de Hezbollah.

Antes de ser llevados en manada a la cámaras de gas hace cerca de 70 años, los judíos que portaban su estrella amarilla oían decir “Maten a los judíos,” ”Heil Hitler”, El único judío bueno es un judío muerto, “Judío ladrón” —y todo ello antes de ser condenados al ostracismo de sus comunidades, desprendidos de sus pertenencias, bienes, identidades, humanidad y eventualmente, sus vidas. Oían palabras. También ocurrió en otros países. Como en el país de mi padre. País del que fue expulsado por ser un judío. Por ser un sucio judío.

Siempre empieza con palabras.

El mismo género de palabras que estamos oyendo ahora en los medios sociales de ustedes. En sus calles. En demostraciones. En conversaciones. Palabras que no tienen nada que ver con Israel, Palestina. Política.

El Medio Oriente o cualquier cosa. Tal vez no estén muy felices con ISIS y Hamas, pero si o están tratando de exponerlos por lo que son, entonces ustedes no son parte de la solución sino parte del problema. Ustedes nada saben de su propia historia, nada sobre la conquista islámica de Europa desde el año 626 hasta el día de hoy –la santa Jihad. El zumbido del mundo se somete ahora al zumbido de palabras anti israelitas y antisemitas. Palabras antisemitas a las que judíos como yo estamos acostumbrados. Les hablo a ustedes, Dieudonné. Mel Gibson. Roger Waters. Y al resto de ustedes, ignorantes que odian a los judíos. Y les hablo a ustedes, Líderes Islámicos Radicales detrás de sus púlpitos predicando mentiras y odios en nombre de Alá. Y a ustedes, espectadores inocentes en Europa.

Les hablo a ustedes, supuestamente gentes liberales –amigos míos, incluso– que pasan demasiado tiempo hablando acerca de Israel que lucha por su existencia en una guerra defensiva, “desproporcionadamente” (como si el bombardeo de Dresden, la muerte de Bin Laden, la invasión de Berlín por el Ejército Ruso nunca ocurrieron) pero hablando muy poco acerca de los centenares de miles que están siendo asesinados en Siria. Hablando muy poco sobre el hecho de que Isis se apodere del medio oriente y clave cabezas en palos, que fusila gente en zanjas, que decapita a un periodista en You Tube. Hablando muy poco sobre sirios gaseados o de un semiculto Primer ministro turco que arroja el mismo género de antisemitismo virulento que termina en una sola cosa.

Y no olviden el 11/9. El 7/7 de Londres, las bomba en el tren de Madrid o el Maratón de Boston mientras están en lo mismo.

Dirijan una buena y sólida mirada a mi estrella amarilla. Vean de donde vino. Vean lo que se hizo después de que nosotros, los judíos, nos vimos forzados a llevarla y pregúntense entonces: ¿les estamos haciendo lo mismo a otros? ¿Nosotros judíos? ¿Nosotros israelíes? ¿Estamos nosotros, los judíos determinados a exterminar gente? ¿Es acaso eso lo que queremos? ¿O hay otros que hacen lo que ustedes piensan que nosotros hacemos –otros que se niegan a expresar o a condena con una simple presión en su botón de Me Gusta?

He aquí lo que el clérigo Pastor Martin Niemöller escribió: “Primero quemaron sus libros y yo no hablé de ellos. Luego vinieron por los judíos y yo no dije nada porque yo no era judío. Luego vinieron por mí y ya no había nadie que pudiera hablar a favor mío” Escribió esas líneas en 1933 –demasiado tarde– y se refería a los nazis. Pero esas palabras suenan igualmente verdaderas.

En vista de más del 10% de la población musulmana en Francia, más del 8% en Alemania, más del 6% en Inglaterra, de los neonazis en cada país europeo, o del Udo Voigt nazi con una curul en la Comisión de Derechos Humanos en el :Parlamento Europeo.

Yo, por mi parte, Europa, no voy a ningún lado.

Nunca más. A pesar de que algunos lo deseen, NUNCA MÁS.

Para cualquier otra persona que lea esto desde lejos que pueda estar de acuerdo con lo que yo digo, ya se trate de Judíos o no judíos, no se compadezcan de mí. Estamos bien y no tenemos miedo y estamos aquí para quedarnos.

No temas, Europa, porque no pretendo ser una víctima. Ninguno de nosotros lo somos. Y espero que tu tampoco. Mi estrella amarilla se está enfrentando al extremismo en su cara.
¿Me siento bien con la estrella amarilla? Totalmente.

Dr. Chaim Bernard 
Tel-Aviv
(Carta al New York Times, edición europea)

(Traducción: Carlos Armando Figueredo)







"Trazos": obras de Susy Dembo, poemas de Beatriz Iriart


Kuan Yin Diosa de la misericordia china. SD




HECHICERA DE LUNAS


A la memoria de Ana Iriart, mi mamá
(25/1/1925 -16/8/2008)


Te llamaron.
Te interrogan.
Te trasladás
a lunas, incontables lunas…
Los ausentes
no saben de los días.
Hoy es lunes 16 de agosto
y no estás.
Comprendo
que el reencuentro
es un vocablo, una pieza de ajedrez
en el inmenso tablero existente
entre el cénit y el averno.







 
El Arbol del Tarot. SD






INSOMNIA

I am a wandering nightmare
An aborted dream
A day break blues
A foreseen mourning
On the frozen nights of
The incoming Autumn






Paisaje. SD. foto: Jonathan Blum







DESIGNIO

Clío dictamina
que las raíces
me transmitan su tristeza.
El tiempo declara
que la tierra
se torne árida
y el cemento se burla
de las sinfonías
que componen mi averno.






Lo que amo. SD





SORTILEGIO ANCESTRAL

Traspasando el hilo
con remotas invocaciones
la sacerdotisa promulgó
venideros solsticios
huesos encriptados
e inminentes fragmentaciones
de sagrados sellos.






Alquimia. SD






MUJER

Y se me cansó la vista
de tanto ver miserias.
Y se me cansó la piel
de tanto recibir golpes
pero también está la vida
que me quitaron del vientre
y las horas que  perdí
en el comienzo de la Historia.
Y si bien he conocido
vivido y asistido
a los grandes del Imperio
he reído, he llorado y maldecido
la inmortalidad concedida.






Diosa del Avila. SD





VOX  POPULI, VOX DEI

Profanar en el templo
y descubrir en sus lajas
el secreto
de la sacerdotisa prostituída
es designio UNIVERSAL.






El Arbol de la Magia. SD





COLLAGE DE DOS

El Hada Morgana
analiza sus ritos
dejando vagar
la soledad encinta
de Merlines trágicos.







Susy Dembo. Foto J.Blum-A.Barquero






THE ORCHARD

To Raul Zeleniuk's memory


At the orchard
Have bloomed seven
Of your "incipient ladies of the night"
Seven were their screams
Seven are the memories
Seven your deaths
And your "incipient ladies of the night"
Bring seven lives
When the sun goes down,
And I
Await.







Madam X. SD






ZOE

Los poemas
me arrebatan
la vida lentamente
y exhausta y tibia
la sangre
se desliza
por mis dedos
como arena
de clepsidra mortal.





 
The Tin Man of the War. SD





ESTACIÓN DEL ALMA

Corría desnudo
por el andén
gritando hombres
llorando poemas
comiendo uvas.
Pero no alcanzó.
El tren
lo devoró.
Su sonrisa flotó en el aire.
Un instante.






La Dama de la Noche. SD





NIÑA LOBA

Pequeña niña
tus ojos delatan el dolor
de los campos solitarios.
Pequeña niña
de los pies descalzos
la tarde es mansamente gris.
Un arlequín de corazones gastados
dice que vendrás.






El Día que me quieras. SD





ELLAS

En los abismos de fuego
en las lunas y las bóvedas
el azur y los silencios
danzan
las ominosas vírgenes
pretendiendo sepultar
Oriente y Occidente.
Para desterrar
EL PASADO.














NUESTROS HIJOS

Tan pequeños y tan grandes
con su inocencia robada
por las aves de rapiña.
Dieron su discurso de luces y sombras
y nos dejaron su almíbar latente
a nosotros
los desmemoriados de siempre.
   
H.I.J.O.S: asociación de hijos e hijas de detenidos-desaparecidos de la dictadura militar argentina.(1976-1983).





Obras de ©Susy Dembo

Poemas de ©Beatriz Iriart  









““Sionismo y Capitalismo” por Débora Cerio, Observatorio de Conflictos, Rosario, Argentina: comentarios de Nathan Novik / Documental "Promises"






Introducción de Nathan Novik


Este es un artículo que hace diversas afirmaciones respecto del sionismo, que representan una manera típica de cómo muchas veces se tergiversa las bases mismas de movimientos que nacen como el caso del sionismo, para encontrar una solución práctica a problemas específicos, reales e indesmentibles. Pongo el texto del artículo y después de algunos párrafos un comentario.
La historia y sus hechos pueden interpretarse de muchas maneras. Y de hecho es lo que sucede según quien sea que hace “la historia”. Lo que no cabe es tergiversar lo que existe como “dato” ni entregar “soluciones” sin viabilidad alguna. Es lo que comento en letras “cursivas” poniendo Com N° X  NNM.









La ideología sionista  por Débora CerioObservatorio de Conflictos, Rosario, Argentina

El contexto histórico del surgimiento del sionismo  


Con el término "sionismo", derivado de la palabra Sión[1], se define al movimiento nacionalista judío surgido en Europa a finales del siglo XIX y cuya figura más representativa fue el periodista de origen húngaro Theodor Herzl, en cuyo libro "El Estado Judío", publicado en 1896, se recogen las ideas principales de este movimiento.

Como plantea Abraham León[2], el telón de fondo de la irrupción del movimiento sionista fue la rápida capitalización de la economía rusa después de la reforma de 1863, que volvió insoportable la situación de las masas judías de las pequeñas ciudades. En Occidente, las clases medias, trituradas por la concentración capitalista, comenzaron a volverse contra los judíos cuya competencia agravaba su situación. La Organización Sionista[3] surgía como el programa de un sector de la gran burguesía judía, que terminaría siendo dominante dentro de ella.

Para León el sionismo procura asentarse en una explicación religiosa para justificar su existencia. Según la interpretación ad hoc del sionismo, en el año 70 de la era cristiana, los judíos fueron expulsados de Jerusalén, que estaba siendo ocupada por los romanos. Esta expatriación fue la famosa Diáspora, que dispersó a los judíos por los cuatro puntos cardinales; los judíos habrían buscado por dos milenios el retorno a Eretz Israel, considerada en la Biblia la patria de los judíos. Véase en las palabras del fundador del sionismo, Theodor Herzl:


Nadie es lo bastante fuerte o lo bastante rico para transportar un pueblo de una   residencia a otra. Esto puede hacerlo solamente una idea. Parece que la idea de Estado posee esa virtud. Los judíos no han cesado de soñar, a través de toda la noche de su historia, este divino sueño: ‘¡El año que viene, en Jerusalén!’; son nuestras palabras tradicionales. Ahora se trata de mostrar que el sueño puede transformarse en una idea clara como el día.[4]


Sin embargo, el movimiento sionista es una reacción de la pequeña burguesía judía, que, duramente golpeada por la creciente ola de antisemitismo, tuvo que desplazarse de un país a otro para escapar de la persecución. Es que, tal como sostiene León la ideología sionista es, como toda ideología, el reflejo desfigurado de los intereses de una clase. El sionismo es la ideología de la pequeña burguesía judía, oprimida entre el feudalismo en ruinas y el capitalismo en decadencia.  (Com. 1 de NNM).


Com.1-  Discutible afirmación. Las persecuciones y pogromos en toda Europa no fueron “solo” a la burguesía judía, sino a todos los judíos de cualquier tipo: incluía desde las grandes ciudades a las pequeñas aldeas (shtetls en idish,) donde la pobreza de sus habitantes era clara y notoria. El sionismo no nace por aspectos de índole económico sino como reacción política que busca retornar al “hogar nacional” judío en términos de lo posible para la época. En este caso, un país para los judíos, de propia soberanía, de manera que tenga la  autonomía para poderlos recibir y  amparar en caso necesario. No es entonces una “ideología de la pequeña burguesía” como señala el texto, sino una ideología política laica que reconoce los vínculos espirituales del pueblo judío con Jerusalén y la zona que los romanos denominaron “palestina” y con una alta dosis de influencia socialista, tanto socialdemócrata como marxista que busca una solución práctica para un problema evidente.


Siguiendo a León, el sionismo es producto de la última fase del capitalismo, del capitalismo que comienza a descomponerse. Sin embargo, sostiene que su origen se remonta a un pasado bimilenario. Y si bien el sionismo es esencialmente una reacción contra la crisis del judaísmo generada por la combinación del desmoronamiento del feudalismo con la decadencia del capitalismo, afirma ser una reacción contra la situación existente desde la caída de Jerusalén, en el año 70 de la era cristiana.[5] (Com. 2 de NNM).


Com.2.- Lo que debe vincularse es el tema de la judeofobia, principalmente en Europa, y sus consecuencias y la búsqueda de una solución para el pueblo judío, de manera de tener un “hogar propio” que los acoja en la certeza de que allí no serán perseguidos por el hecho de ser judíos. Como sin duda el primer congreso sionista coincide con el período histórico de surgimiento de los países (siglo IXX) es que se busca la constitución de un “país judío” que tenga la misión de acogerlos, aún cuando respetando la diversidad de credos y visiones del mundo. Lo que interesa es la soberanía para decidir políticamente la acogida del judío que lo requiera.


Esa historia de los judíos, tal como es contada por los sionistas, trata de crear el telón de fondo para justificar la ocupación de Palestina. Así, después de la violenta dispersión de los judíos por obra de los romanos, los judíos no habrían podido asimilarse en las naciones a donde emigraron. Imbuidos de su "cohesión nacional", "de un sentimiento ético superior" y de "una indestructible creencia en un Dios único", habrían resistido a todas las tentativas de asimilación[6]. Esto no fue realmente así, ya que hubo a lo largo de esos dos mil años innumerables casos de asimilación. Sin embargo, de acuerdo con la historia construida por los sionistas, la única esperanza de los judíos durante esos días sombríos que duraron dos mil años era retornar a la antigua patria. Com. 3 de NNM)

Com 3.- El sionismo está lejos de querer justificar “ocupación de Palestina”. Si se lee el libro de Hertzl “Patria Vieja Patria Nueva”, su visión es compartir con los habitantes que existan en el lugar. Si bien la novela trascurre en Palestina, con una visión cooperativista  e integradora de todos los habitantes, con conexión con los demás países vecinos vía ferrocarril, no fija límites al país que Hertzl imagina. Si bien es una novela, refleja el ideario sionista del autor. La ligazón espiritual del judío con esa zona es enorme. En la Torá (Antiguo Testamento), la palabra “Jerusalén” aparece 700 veces. Nunca dejó de haber presencia judía en esa zona, por los casi 2000 años trascurridos desde que los romanos destruyen el Templo y generan el exilio de la mayor parte de estos. El sionismo NO NACE por un tema de asimilación y abandono de la religión judía, como señala la autora del texto, sino por una reacción a las persecuciones y discriminaciones. No hay una “historia construida por los sionistas”, sino hechos evidentes, (persecuciones y discriminaciones), que culminan con el nazismo que buscan 7 generaciones hacia atrás para descubrir “sangre impura” (“judía”) para acarrearlos a los campos de exterminio. Las persecuciones, pogromos y discriminaciones son un “hecho de la causa”. El sionismo “no inventa la historia”, sólo busca solucionar de manera practica una repetida historia de discriminación y muerte.

En esta misma perspectiva, hay que decir que no se puede, como hacen los defensores del sionismo, compararlo con los demás movimientos nacionales. El movimiento nacional de la burguesía europea fue una consecuencia del desarrollo capitalista que reflejó la voluntad de aquélla de crear las bases nacionales de la producción, de abolir los resquicios feudales. Pero en el siglo XIX, época de florecimiento de los nacionalismos, la burguesía judía, lejos de ser sionista, era profundamente asimilacionista. El proceso económico que hizo surgir las naciones modernas creaba las bases para la integración de la burguesía judía en la nación burguesa. Sólo cuando el proceso de formación de las naciones culminó, cuando las fuerzas productivas dejaron de crecer, constreñidas por las fronteras nacionales, comenzó el proceso de expulsión de los judíos de la sociedad capitalista y el moderno antisemitismo. La eliminación del judaísmo acompaña la decadencia del capitalismo. Lejos de ser un producto del desarrollo de las fuerzas productivas, el sionismo es justamente la consecuencia de la total parálisis de ese desarrollo, de la petrificación del capitalismo. Así, mientras el movimiento nacional es un producto del período ascendente del capitalismo, el sionismo es fruto de la era imperialista. La tragedia judía del siglo XX es una consecuencia directa de la decadencia del capitalismo.[7](Com. 4 de NNM)


Com 4 NNM: Insisto: A pesar de que la burguesía judía, especialmente aquella de mejor nivel económico se quiso “asimilar” entendiendo por ese término abandonar la práctica de la religión judía, las persecuciones y las discriminaciones siguieron igual para todo tipo de judíos, religiosos, libre pensadores, socialistas, o asimilados. Bastaba que fuese judío por ascendencia. Ocurrió en toda Europa, en la Rusia zarista y mas tarde con Stalin, en casi todos lados con influencia cristiana oficial o soterrada. Por supuesto que el “movimiento nacional judío” o sionismo tiene un fundamento diferente a los movimientos nacionales en Europa. El tema de la judeofobia  NO NACE de lo económico ni puramente político, sino que se fundamenta en miles de años en que la Europa cristiana alimenta la judeofobia  acusándolos de “pueblo deicida”. Eso de manera sistemática desde los púlpitos hasta pasados la mitad del siglo 20. El nazismo sin tener raíces cristianas,  es sólo un nuevo modo de enfocar la judeofobia. El sionismo se impone como solución práctica con respeto a los habitantes que había en la Palestina. Se generaba un país de amplia base social y con respeto por las demás religiones, credos, formas de pensar y/o opciones de vida de cada cual. Pero con una misión clara: Proteger y amparar al judío que lo requiera. Y ese es el moderno estado de Israel, con todos los defectos propios a cualquier país moderno.


 Justamente ahí está el principal obstáculo para la realización del sionismo, la llave para comprender la crisis que se vive en Palestina desde la fundación del Estado de Israel. La decadencia capitalista, base del crecimiento del sionismo, es también la causa de la imposibilidad de su realización. La burguesía judía se vio obligada a crear un Estado nacional y asegurar las condiciones para el desarrollo de sus fuerzas productivas justamente en la época en que las condiciones para eso desaparecieron hace mucho tiempo. La decadencia del capitalismo, si por un lado colocó de forma tan aguda la cuestión judía, por otro vuelve imposible su solución por la vía sionista.[8] Com 5 de NNM)


Com 5 NNM.- La decadencia del capitalismo es más una decadencia del ser humano en su desenvolvimiento integral. Podríamos hablar de la decadencia del socialismo también, dado que ningún país socialista ha logrado hasta ahora imponerse como un régimen de libertad, justicia y equidad. La decadencia es de otro tipo. Es humana. No hemos trascendido los egoísmos personales. No hemos desarrollado el valor de la inclusión del otro, ni la empatía, ni el respeto por la diversidad. Y eso en todas partes. Es mucho más que un “problema político o económico”. Vá más allá que el análisis de tipo marxista economicista.  En la época actual (siglo 21, año 2014), el mundo está constituido por países, teóricamente “independientes” que tratan de funcionar en medio de un imperialismo financiero con dominio de medios de producción y recursos naturales ejercido por enormes Corporaciones Transnacionales vinculadas al primer mundo. El sionismo, cuya concreción práctica es el estado de Israel, genera un país más en el planeta, tratando de “manejarse”  en este mundo. Si alguna vez desaparecen los países y se crea un “orden mundial” diferente, más justo, más incluyente, menos agresivo que el actual, producto seguramente de un mayor desenvolvimiento del ser humano, Israel no será necesario, ya que todos podrán convivir en paz y respetarse mutuamente. El sionismo ya no será necesario y quizás que pasará con todas las actuales religiones, pueblos y culturas.


Eso marca como un hierro candente el carácter de clase del movimiento sionista. Es cierto que los pioneros de la colonización de Palestina eran artesanos, pequeños comerciantes pobres, personas sin grandes posesiones y que ni Rotschild ni la gran burguesía judía enviaron a sus hombres a colonizar la tierra en Palestina. Esto fue la base de los intentos de crear una imagen "plebeya" y hasta "obrera" y "socialista" del sionismo.[9] Pero el sionismo ­­–y no hace falta decirlo después de la ocupación colonial y la limpieza étnica- no es socialista y lejos está de serlo. El sionismo es el movimiento de una burguesía que buscaba “librarse” de los judíos europeos para calmar la furia antisemita y frenar su creciente participación en los partidos de izquierda. Para establecerse necesitaría el apoyo del imperialismo que lo colocaría como su gendarme en Medio Oriente.( Com 6 NNM)


 Com 6 NNM.- La colonización de Palestina fue tal como se dice en el texto, de  artesanos, gente sin grandes posesiones que  gracias al apoyo de algunos judíos pudientes al movimiento sionista y a que el país era desértico casi en su totalidad, salvo en el norte, donde había tierra fértil y grandes pantanos, la tierra era de bajo valor relativo. Sin embargo nunca fue fácil la inmigración al lugar ya que tanto el Imperio Otomano como el británico ponían trabas a la inmigración, muy especialmente a la judía. Nunca hubo, ni pretende haber “limpieza étnica” alguna. Eso está reñido con los principios éticos del judaísmo y del Talmud, y el sionismo como movimiento político laico, si bien tiene una enorme influencia socialista también la tiene del margen espiritual del judaísmo. Israel nace como estado socialista democrático y respetuoso de todos los cultos y formas de pensar. El que como en todas partes existan personajes que tengan odiosidades determinadas hacia otros, está lejísimos de representar lo que piensa y siente el pueblo de Israel y los judíos en general. No fue el imperialismo el que ayudó al estado de Israel recién nacido. Fue un país que en ese entonces (1948) era socialista o de “planificación centralizada”, Checoeslovaquia, quien aportó las armas para que los israelíes del naciente estado se pudiesen  defender de 6 países árabes que le declaran la guerra. Y dieron crédito para ello. Lo demás es “dato histórico”. Seis guerras más y muchos incidentes de parte de sus vecinos tienen a Israel subsistiendo de quienes hasta hoy lo amenazan con “borrarlo del mapa”.



Nota final de NNM
Este artículo continúa latamente con el tema. Más adelante se acusa al sionismo de “racista”. Señala textualmente: "la solución de la cuestión judía no consistía en luchar para acabar con el antisemitismo y conseguir la total igualdad de los judíos en los países donde vivían, sino en separar a los judíos de los que no lo eran”
¿Cómo se puede “luchar para acabar con el antisemitismo”? Es imposible luchar respecto a ello, ya que a veces es un prejuicio demasiado arraigado, como lo señalo en Com 4. ¿Cómo un movimiento político puede conseguir “la igualdad” de los judíos en diversos países donde por siglos los han prejuiciado culminando en la civilizada y culta Alemania donde surge el nazismo??
Se hacen afirmaciones casi risibles. La autora de este artículo hace afirmaciones carentes de sustento histórico y de viabilidad practica en este mundo. El párrafo recién referido es una ilustración al respecto.
¿Se puede acusar de “racista” al sionismo por pretender una solución viable para el tema de las persecuciones judías? El hecho de ser el único país del mundo cuya misión es asegurar que los judíos tengan un lugar pequeño como lo es Israel para poder llegar y ser ciudadanos sin temor a ser conculcados en sus derechos civiles  no lo califica de racista, ya que ello no implica discriminar a cristianos, musulmanes, libre pensadores, ateos, o lo que sea, que tienen todos los mismos derechos como ciudadanos israelíes.
Se miente, se distorsiona, se exigen cosas imposibles en este mundo y en este momento. Se trata de “ajustar” ideologías o situaciones a determinadas metodologías. Pero se termina dando visiones complicadas y finalmente sin asidero real. Eso pasa con este artículo acerca del sionismo, que por lo demás, con otro lenguaje posiblemente, lo he visto repetido en  su esencia, en  varias ocasiones.
Es bueno tener una visión diferente. Es respetable. Pero también es bueno tratar de respetar los hechos de la historia y dejar de lado posiciones que buscan descalificar y generar odiosidades. A veces se inventan “conspiraciones” donde Israel y los judíos tienen terribles y siniestras intensiones. Todo es posible. Internet está lleno de ellas.  Y también hay autores de ascendencia judía como Finkelstein con sus videos de conferencista “docto” que oculta  parte de la información con lo  que manipula al auditorio, o Illan Pappe que quizás con que intensión, simplifican y culpan de todo al sionismo y a Israel. Terminan haciendo en mayor o menor extensión algo similar a lo que hace el presente artículo. Escuchando a Finkelstein me parecía increíble la superficialidad y ocultamiento de datos gruesos para hacer aparecer como que toda la solución es simple en la palestina…. Que todo depende de Israel!! Y la gente se la cree porque es ignorante y muchas veces además es prejuiciosaQué duda cabe de que Israel como país, y con sus respectivos gobiernos, en un estado de permanente guerra y tensión pueden tener errores tremendos y políticas exteriores inadecuadas. Todo eso es posible. Y de hecho pienso que esto ha sucedido.  Pero de allí a “buscar un único culpable de todo” es simplemente evitar la búsqueda de una salida viable a una compleja situación  existente. Y lo peor: generar mas odiosidades en lugar de acercamiento e inclusión. Es inventar un enemigo único, un “chivo expiatorio”, el mismo de siempre.

Si realmente buscamos y deseamos una solución para el actual tema de israelíes y palestinos, tenemos que aceptar e incluir a ambos en la solución. No se saca nada  práctico, no se llega a ninguna solución  con seguir analizando e interpretando la historia de esos pueblos y de esa zona tratando de deslegitimizar a alguna de las partes. Ni toda la zona es de “los palestinos” ni de los israelíes.  Ni el sionismo es una ideología “diabólica”.
Este tema entre israelíes y los palestinos árabes se habría solucionado hace mucho tiempo si estos últimos hubiesen formado en 1948 su país árabe en Palestina, tal como lo recomendó la ONU. Y la solución práctica es sionista:   A la imposibilidad de tener un sólo país laico donde todos convivan amigable y pacíficamente, dada la idiosincrasia del mundo árabe, donde las controversias se suelen “solucionar” en base a guerras civiles y violencia, la única salida es Dos países que se respeten, que se ayuden y que vivan en paz y prosperidad: no hay otra solución. La solución NO ES militar, ni violenta, ni de desaparición de una de las partes: es una solución política, diplomática, de inclusión mutua.

©Nathan Novik M.
 Ingeniero Comercial UCH. Analista.


Puedes leer el artículo completo de Débora Cerio aquí.








“Julio Cortázar y Cris”: novela autobiográfica de Cristina Peri Rossi (fragmento) / Julio Cortázar: “Cinco poemas para Cris y Otros Cinco Poemas”






 “Tomé el tren en la estación de Francia, en Barcelona. Era invierno, un duro invierno en toda Europa. ‘Te espero en la gare de Austerlitz’, me dijiste por teléfono. Yo nunca había visto la nieve. Gasté el último dinero que me quedaba en comprarme botas altas y un gorro de piel, porque siempre andaba resfriada, a punto de contraer alguna infección maligna (te dije que había tenido tuberculosis, de pequeña, y me contestaste que la vocación literaria me venía de ahí). Acababa de perder un gran amor, además de haber perdido la revolución, mi casa, mi familia, mis libros, mis alumnos, mi ciudad y mi pasado, de ser “innombrable” en Uruguay (a no quejarse: yo solo perdí mi nombre, otros perdieron la vida). Pero el exilio me acababa de regalar algo con lo que no había soñado: el encuentro con Julio Cortázar, en la gare de Austerlitz. No me gusta viajar, me gustan las personas.
Solo viajo para ver a alguien, y en este caso, París era solo un telón de fondo.
Cuando llegué, lo divisé, altísimo, flaco, desgarbado, con una leve barba que le cubría las mejillas y los ojos más celestes y acuosos que había visto en mi vida. Un nombre me vino a la cabeza: “Papaíto piernas largas”. Era el título de una novela de Jean Webster que había leído en mi infancia.
(Tiempo después, con mucha cautela, se lo pregunté: “¿Vos leíste Papaíto piernas largas?”. Con infinita paciencia, me contestó: “Sí, Cristina, lo leí, en la colección Robin Hood, de tapas amarillas. Pero a mí me gustaría ser otra cosa, no tu papá”. “Lo digo por las piernas”, me defendí. “Te equivocás, Cristina, no son piernas: son zancos.”)

“Julio Cortázar y Cris”
Barcelona julio 2014






Cristina Peri Rossi: web oficial  
Julio Cortázar: web oficial





Donde comprar el libro:
 



Cortázar-Peri Rossi: un amor imposible: entrevista  (Fuente: Cristina Peri Rossi)

Cristina Peri Rossi: los cronopios nunca mueren: artículo  










"Julio Cortázar y Cris"



La escritora Cristina Peri Rossi (Montevideo, 1941) presenta su nuevo libro, "Julio Cortázar y Cris", una crónica en quince capítulos donde rememora la «intensa y cómplice» relación que mantuvo con el autor argentino, de quien traza un perfil muy personal.



Julio Cortázar y Cris es el ameno y emotivo relato de la profunda relación que Peri Rossi mantuvo con su colega argentino, de cuyo nacimiento se cumple un siglo este verano. Este título supone la contribución al ‘año Cortázar’ por parte del sello Cálamo, que lo ha editado dentro de su nueva colección de no ficción (Claves), donde recientemente aparecieron obras de Giovanni Papini y Joaquín Leguina, entre otros.

El libro, que se lee de un tirón, ofrece una visión cercana del Cortázar más íntimo, algo alejada del mito literario. La obra muestra que a veces se produce el encuentro entre dos grandes escritores y de esa conmoción surgen risas, relatos, poemas, cartas, viajes, diálogos chispeantes y fascinación mutua.

Cristina Peri Rossi conoció a Cortázar en su última década de vida. Se encontraron y vivieron una relación intensa, llena de complicidad, humor y amor, de literatura y seducción, entre dos ciudades: París y Barcelona. Cortázar le dedicó Quince poemas de amor a Cris y, muchos años después de su muerte, Cris escribe la crónica de esa amistad amorosa irrepetible. Es la primera pieza autobiográfica de una de las autoras más consagradas de la literatura hispanoamericana.

Residente en Barcelona desde hace cuatro décadas tras exiliarse de Uruguay, Peri Rossi es una de las escritoras más destacadas de las letras en castellano. Fue la primera mujer en obtener el premio de poesía de la Fundación Loewe y ha conseguido, entre otros galardones, el Ciudad de Barcelona, el Mario Vargas Llosa de relatos (con Habitaciones privadas, publicado por Menoscuarto) y el Premio Quijote, concedido por la Asociación de Escritores de España. Ha cultivado todos los géneros y su obra se ha traducido a más 
de veinte idiomas. Como se percibe en este nuevo título, la escritura de Peri Rossi combina ironía y lucidez, humor y ternura, en una vasta obra cuyo tema siempre es la condición humana y sus vicisitudes.

Seduce sin hacer concesiones y cautiva con su extraordinario poder de fascinación.








Cristina Peri Rossi presentó su nuevo libro, "Julio Cortázar y Cris".

Pura Salceda, Barcelona 17/07/2014


El pasado día 10 de julio, se presentó el último libro de Cristina Peri Rossi,Julio Cortázar y Cris, ante un numeroso público congregado en la librería Helios Llibres, de Barcelona. La presentación corrió a cargo de Elena Castro, que hizo un repaso de los principales aspectos de la obra, a la que calificó de historia de amor entre Cortázar y Peri Rossi, entendida en su más amplio sentido. A lo largo de quince capítulos se narran experiencias comunes entre los dos escritores, en una relación de complicidad, de humor y de literatura, que acercan al lector a estos dos grandes de la literatura hispanoamericana. Durante la presentación Cristina Peri Rossi deleitó a los asistentes explicando diferentes anécdotas sobre el autor argentino muy reveladoras de su personalidad.

El libro, de carácter autobiográfico, supone de alguna manera una respuesta de Peri Rossi a los Cinco poemas para CrisOtros cinco poemas para Cris y Cinco últimos poemas para Cris, de Julio Cortázar y que se publicaron póstumamente en Salvo el crepúsculo (1984), inspirados en la escritora uruguaya. 

Ahora escribo pájaros.
No los veo venir, no los elijo,
de golpe están ahí, son esto,
una bandada de palabras
posándose
una
a
una
en los alambres de la página,
chirriando, picoteando, lluvia de alas
y yo sin pan que darles, solamente
dejándolos venir. Tal vez
sea eso un árbol
o tal vez
el amor.


Fuente  ACEC




Julio Cortázar “Cinco poemas para Cris y Otros cinco poemas para Cris”




Carta de Julio Cortázar a Cristina Peri Rossi :  
 
Bichito: sé que serás benévola con estos poemas, cuyo único delito es haberlos escrito; pero a lo mejor no podía hacer otra cosa, la que hubiera querido, y sin embargo te los debo, como te debo tantas otras cosas. Sé que me las vas a perdonar y sé que las leerás con tu media sonrisa llena de ternura y de comprensión, porque vos lees más allá de las palabras, que es donde se encuentra el verdadero texto”.  (Fuente: Clarín,12 de febrero de 2014)



1.
Ya mucho más allá del mezzo
camin di nostra vita

existe un territorio del amor
un laberinto más mental que mítico
donde es posible ser
lentamente dichoso
sin el hilo de Ariadna delirante
sin espumas ni sábanas ni muslos.
Todo se cumple en un reflejo de crepúsculo
tu pelo tu perfume tu saliva.
Y allí del otro lado te poseo
mientras tú juegas con tu amiga
los juegos de la noche.

2.
En realidad poco me importa
que tus senos se duerman
en la azul simetría de otros senos.
Yo los hubiera hollado
con la cosquilla de mi roce
y te hubieras reído justamente
cuando lo necesario y esperable
era que sollozaras.

3.
Sé muy bien lo que ganas
cuando te pierdes en el goce.
Porque es exactamente
lo que yo habría sentido.


4.
(La justa errata)
habernos encontrado al final del día
en un paseo púbico.


5.
(Me gustaría que creyeras
que esto es el irrisorio juego
de las compensaciones
con que consuelo esta distancia.
Sigue entonces danzando
en el espejo de otro cuerpo
después de haber sonreído
apenas
para mí).


Otros cinco poemas para Cris 
1
Todo lo que precede es como los primeros
momentos de un
encuentro después de mucho tiempo: sonrisas,
preguntas,
lentos reajustes. Es raro, me pareces menos
morena que
antes. ¿Se mejoró por fin tu tía abuela? No, no
me gusta
la cerveza. Es verdad, me había olvidado.
Y por debajo, montacargas de sombra, asciende
despacio otro
presente. En tu pelo empiezan a temblar las
abejas, tu mano
rosa la mía y pone en ella un dulce algodón de
humo. Hueles
de nuevo a sur.


2
Tienes a ratos
la cara del exilio
ése que busca voz en tus poemas.
Mi exilio es menos duro,
le sobran las defensas,
pero cuando te llevo de la mano
por una callecita de París
quisiera tanto que el paseo se acabara
en una esquina de Montevideo
o en mi calle Corrientes
sin que nadie viniera
a pedir documentos.


3
A veces creo que podríamos
conciliar los contrarios
hallar la centritud inmóvil de la rueda
salir de lo binario
ser el vertiginoso espejo que concentra
en un vértice último
esta ceremoniosa danza que dedico
a tu presente ausencia.
Recuerdo a Saint-Exupèry: “El amor
no es mirar lo que se ama
sino mirar los dos en una misma dirección-”
Pero él no sospechó que tantas veces
los dos miramos fascinados a una misma mujer
y que la espléndida, feliz definición
se viene al suelo como un gris pelele.


4
Creo que no te quiero,
que solamente quiero la imposibilidad
tan obvia de quererte
como la mano izquierda
enamorada de ese guante
que vive en la derecha.

5
Ratoncito, pelusa, medialuna,
calidoscopio, barco en la botella,
musgo, campana, diáspora,
palingenesia, helecho,
eso y el dulce de zapallo,
el bandoneón de Troilo y dos o tres
zonas de piel en donde
hace nido el alción,
son las palabras que contienen
tu cruel definición inalcanzable,
son las cosas que guardan las sustancias
de que estás hecha para que alguien
beba y posea y arda convencida
de conocerte entera,
de que sólo eres Cris.
París, 1951/1952
http://o1.t26.net/images/space.gif