la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik


ETIQUETAS

Cuatro mujeres en el tren Barcelona-Milán, por Claudia Fernández, Turín, abril 2011

 


©Internet


El trayecto era Barcelona-Milán, vagón cucheta, un tren español, muy lindo, por ahí como tendría que ser siempre, sobre todo cuando uno paga un pasaje, un boleto de tren merece un buen servicio, completo. Pero se vive en condiciones tan precarias que cuando uno tiene un buen servicio, te parece una maravilla y no dejas de sorprenderte. Y en estos momentos tomas conciencia de todo lo que no funciona en este caso en el país donde vivo , que es Italia.

 

La cama del camarote del tren era una delicia, suave, con todas las sábanas blancas y perfumadas. Tenías toallas a disposición y una bolsa de plástico chiquita cerrada que contenía: un cepillo de dientes, un dentífrico, un jabón y tapones para las orejas por si una de las compañeras de viaje durante la noche roncara y no se pudiera dormir. Con los tapones, parece que los ruidos son más lejanos.

 

Para colocarlos en las orejas es necesario tenerlos apretados en tanto te los pones, una vez colocados hay que soltarlos despacito dejando que vuelvan a tomar su forma normal, estando dentro de las orejas. Pequeños tapones de goma colorada.

 

Cuando llegué al compartimiento la primer persona que encontré fue Rocío, una muchacha española, que tendrá unos cuarenta años, pequeña de estatura, muy simpática. Es la hija más chica de dos hermanas, soltera, asistente social, destinada hasta hace unos meses a quedarse con sus padres, ancianos, para atenderlos, ser por ahí, el bastón de la vejez de sus padres.

Como habría pensado su hermana Teresa: “Como tú estás sola y no tienes hijos, te viene bien estar con ellos...”.

 

Y habría seguido soliloquiando Teresa “...Yo tengo que atender mi marido Arturo, y los niños, tú tienes una cierta responsabilidad con nuestros padres, querida Rocío, que por suerte es una bendición que tú no te hayas casado y bueno, así tú te quedas con ellos y todo está resuelto!!...” y de este modo Teresa se sentía tranquila y sin culpas. Dando por hecho que la vida habría de este modo continuado su recorrido final.

 

La vida es como el recorrido que hace el tren, llena de imprevistos y movimiento. Chispita, como llaman todos a Rocío y como ella llama a todos los miembros de su familia, porque son todos muy pequeñitos, como decía, Chispita para la sorpresa de todos se había enamorado de un muchacho francés que trabaja en la frontera con Francia y allí estaba con su maleta, su voz serena y viva, encaminada hacia su nueva casa en Saboya, en medio a las montañas... dejando atrás la bella Barcelona y haciéndole pito catalán a toda su familia, porque en un abrir y cerrar de ojos, el amor la había hecho elegir otra vida y se había decidido a partir y vivir en un pequeño pueblo de Francia.

 

Yo me encuentro dejando una Barcelona viva, llena de personas y situaciones simples, una Barcelona de caras lavadas, llena de “se puede” a pesar de la crisis, se puede no renunciar a los sueños... y mi pensamiento se queda quieto en tratar de descubrir a través de los laberintos de la mente la fórmula para trasladar al lugar en el cual vivo un modo de vivir, pensar y sentir que sea vivo, que permita vivir y no sobrevivir.

 

Yo soy psicoanalista, tengo casi 53 años, estoy casada, tengo una hija de 16 años y este viaje de tres días a Barcelona fue como un impasse para poner en acto esta frase “yo soy la puerta abierta a la vida que ningún hombre puede cerrar”. Observo estas mujeres con las cuales comparto una noche de tren.

 

Chispita está enfrente de mí, nos miramos y nos decimos...esperemos que no venga nadie más... de ese modo estaremos muy cómodas!!!.

 

No terminamos de decir esto que aparece una tercera pasajera que tiene el asiento número 23, Chispita tiene el número 22 y yo el 21.

 

Ninna, una señora de unos 57 años, italiana, la típica mamá, acompañada de su esposo que la deja en la puerta del compartimiento y se va con cara de perro castigado y destinado a la soledad y al abandono de su esposa, que por una noche se ve obligada a dormir en compartimientos separados. Los hombres con los hombres y las mujeres con las mujeres, como había aclarado el guardia tren.

 

Ninna parece una niña. Tiene una voz muy baja y finita. Es una persona de una gran disponibilidad para comunicar y hablar, es curiosa y quiere conocer a  sus compañeras de viaje. Está peinada de peluquería, toda vestida de negro, muy abrigada porque tiene frío. Apenas empieza a hablar se ve el sufrimiento en su rostro, su hija Patrizia de 28 años está viviendo en Barcelona con su compañero. Ninna vive en Lago de Como, tiene otra hija más grande de 30 años que trabaja en Milán, por suerte vive cerca, sino esta madre estaría destruida.

 

Durante el trayecto del tren repitió muchas veces que no veía la hora de que la pequeña regresara a casa.

 

Ninna es muy delicada y sumisa. Se sienta y empieza a hablarme, con Chispita estábamos contándonos  nuestras vidas en castellano. En el momento que Ninna empieza a preguntarme cosas comienzo a hacer traducción simultánea del italiano al castellano y viceversa, creándose un momento internacional.

 

Era muy lindo ver los rostros y las expresiones y el sonido de las distintas lenguas con el hamacarse del tren.

 

Empecé a sentir hambre. Saludo a mis compañeras y me dirijo al bar del tren a comprar un sandwich. Al regresar al compartimiento con mi apetitoso sandwich de tortilla de papas, veo con sorpresa que se había agregado a nuestro grupo internacional de mujeres viajeras, un cuarto elemento. Mary, de Romanía , profesora de piano, 63 años, muy deportiva. Pelo rubio muy corto, ojos verdes, muy buen físico, habla un poco de castellano, italiano y alemán.

 

Mary enseguida nos cuenta su vida, tiene una hija que tuvo una beba hace un mes, nos cuenta como tomaba sol en la terraza de la casa de su hija cuando cuidaba a Katerina, su nieta, dice de haberle regalado un libro de música, con el auspicio de que le guste la música, es una flamante abuela que con melancolía vuelve a su casa de la montaña.

 

Esta mujer es serena, acepta su realidad con una alegría extraña, Mary es una persona muy emotiva que se esconde en una forma fuerte y deportiva.

 

Las cuatro decidimos  ir a dormir. Chispita se tiene que despertar a las 5:30 porque baja en la frontera francesa. Empezamos los preparativos. Ninna duerme en la cucheta que está arriba mío, tiene una pollera un poco angosta y pone la escalera para subir.

 

Cuando intenta subir un pie sobre el escalón, la escalera resbala y le aprieta los pulgares, haciéndose un pequeño machucón, se pone tan pálida del terror que parece se fuera a desmayar y me pregunta con su voz de niña si lo tiene que desinfectar. Está tan asustada que me da una ternura infinita, las tres le decimos que no es necesario desinfectar porque no está lastimado.

 

Inmediatamente me viene en mente cuando mi hija se golpeaba: Hielo!!!! Hielo urgente!!! Vai al bar e chiedi ghiaccio!! Andá al bar y pedí hielo!!!  Al rato vuelve con un enorme pedazo de hielo envuelto en una servilleta.

 

La ayudamos a subir dejando la escalera de su lado.

 

Mary se trepa haciendo acrobacia y poniendo un pie sobre la pileta del camarote abriendo las piernas, con Chispita nos miramos como diciendo: Esperemos que no se nos caiga encima!!!

El resto de la noche se transforma en un compartir un momento de corazones que se abren. Todas apagamos la luz menos Ninna, a la que le digo que no  tenga miedo que tiene un equipo internacional que la cuida: una psicoanalista, una asistente social y una pianista!!!

 

Mary le pide a Chispita si puede  escribirle en castellano a su hija un mensaje en el celular diciéndole  que está muy feliz compartiendo un hermoso momento con tres mujeres!!  Chispita le toma el pelo y le dice: Escribo tres hombres!!!!

 

Se crea un momento de serenidad y risa, de emociones compartidas, donde  nuestros cuatro destinos distintos se comparten y se entrelazan en una energía mágica. Nueva.

 

Después silencio. Ninna tiene todavía la luz prendida y ronca que es un placer. Chispita me mira y me dice: Se quedó frita!

 

Nina se despierta, apaga la luz y las cuatro nos dormimos acunadas por el rumor del tren que va veloz conduciendo la vida a distintas estaciones y lugares.

 

 

 

©Claudia Fernández

Turín, abril 2011

 






Escritora, fotógrafa, artista multimedia, psicóloga, psicoanalista argentina-italiana.

Ha trabajado en contextos de inmigración. Esto le ha permitido de profundizar temas importantes como: el trauma, el stress,la perdida y el luto.

Después de muchos años de trabajo en la clínica psicoanalítica, con niños, adolescentes y adultos, realiza una búsqueda con el yoga y la psicología. Experimentó la creación de laboratorios de títeres (como objeto expresivo y terapéutico trabajando con personas con discapacidad).

Vive en Turín, Italia, desde los años 90. Y sigue trabajando con el psicoanálisis.











 


¿Para qué escribir?, por Estefanía Cabrera, Traslasierra, 14 de junio de 2024

Estefanía Cabrera. Foto: ©Luigi


 

¿Qué decir que no haya sido dicho ya? ¿a quienes les hablamos en las redes sociales? ¿no hay acaso ya suficiente dando vueltas?
No sé, hay un pulso dentro mío que me empuja a expresarme, atravesando mis propios juicios y miedos, acá voy.
A mis 21 años entré en otra consciencia sobre la vida. Los desafíos que se me presentaron, intensos, dolorosos y extremos, me llevaron a cambiar mi mirada sobre todas, todas las cosas. En definitiva, creo que todo se trata de los vínculos... conmigo, con los otros, con la madre tierra, con el alimento, con las labores, con todo lo que implica estar encarnada en este cuerpo físico. Cuerpo que se cansa, se agota, duele y quiere dejar de existir en muchos momentos. Más tambien goza, disfruta y ama.
Quizás sea mi sol en geminis que me mantiene constantemente consciente de las polaridades, y me lleva a sentir todo tanto y a danzar entre un estado y otro (muchas veces en un corto período de tiempo, a veces es sólo cuestión de horas). Sea por lo que sea, así vengo viviendo esta vida, como la mayoría supongo... Recorriendo el mundo de sensaciones, emociones, pensamientos, certezas y claridades. En constante movimiento interno.
Los últimos años se han puesto particularmente intensos, veloces y desafiantes y pareciera que esto va en aumento... Entonces, no me sirve de nada resistirme a los cambios, a las transformaciones y... al movimiento, porque aunque no querramos, hay más!
Como escribí antes, esto no es sólo en mí, lo veo y siento en mi entorno, estamos en la misma, es algo colectivo y está buenísimo que así sea... toca. Toca salir del automatismo y las repeticiones inconscientes que nos llevan al sufrimiento, porque el dolor es parte de estar encarnados, pero el sufrimiento es una elección y yo, ya no quiero más sufrimiento en mí, ni en nadie.
Y entendí con el tiempo que no hay nadie a quien pueda salvar (ya lo intenté), sólo puedo salvarme a mí misma, de mis propios pensamientos destructivos, persistentes, aguerridos que buscan anclarse en mí y que ya sé que me dañan, que me limitan y que me llevan a lugares de sufrimiento cuando me quedo alimetándolos.
Hoy agradezco mi recorrido y esas vivencias de muerte, locura y carencia, que me llevaron a mirarme más profundo y a vislumbrar que lo único que está en mis posibilidades es transformarme a mí misma desde adentro, y acá sigo como pelando una cebolla, descubriendo más y más capas por sanar, limpiar y mejorar en mi mundo. Me canso, sí, muchas veces. Confío, sí, muchas otras veces, en ese sostén de algo más grande que me contiene y nos contiene a todos en esta bendita y maravillosa tierra en la que vamos aprendiendo a vivir mejor, paso a paso. Teniéndome paciencia, teniéndonos paciencia como humanidad dañada durante tantiiiisimo tiempo. Confío en la importancia de seguir laburando adentro mío y en mi entorno más cercano para construir ése mundo más armonioso y amoroso que sé que es posible. Y para eso me toca expresarme, y convidarme desde lo que vengo transitando y desde lo que me ha ayudado y me ayuda a ir creando una realidad diferente a la conocida o experimentada hasta ahora...
En estos días cercanos a mi natalicio ando bastante reflexiva, observándome mucho y encontrándome con muchos aspectos de mi ser. Siempre es una oportunidad para renacer, acercándome a una mejor versión de mi misma, más conectada a mi esencia y más libre de mambos y tutes mentales. Hoy me abrazo y me valido, con todo lo que soy. Te deseo lo mismo. Cada día es una oportunidad para vernos, elegirnos y hacernos responsables de nosotras mismas, para transformar lo que nos daña y potenciar lo que nos hace bien.
Nos abrazo en estos tiempos donde siento que el amor es el único camino.



©Estefanía Cabrera

Terapeuta Holística 
Profesora de Hatha Yoga
Acompañante en procesos de transformación











































Caracas, por José Augusto Paradisi Rangel, 3 de junio de 2024

 





Inevitable, inexorable todo los vivido en Caracas, mi ciudad del alma, está en la vorágine de pinceladas, meditaciones, música engullida en soledad  de carmelita delcazo, cavilaciones, cromatografía etérea y mercurial de recuerdos los más felices, los más tristes, mis desbordada pasiones, el ágora  que has sido como escenario del universo de poetas, músicos, histriones, pintores, dramaturgos, intelectuales, científicos nacionales y extranjeros: todo, absolutamente todo yace en esta pintura que acabo de concluir.


7 años de ausencias, de exilio, infinitamente agradecido a México por su nobleza, por quererme suyo a elección de la morenita del Tepeyac,  pero, no dejo de soñarte CARACAS. Releerte a diario ha sido mi fortaleza, mi norte. 


Una metáfora que no olvido sobre ti , al final del extraordinario tributo poético CARACAS FÍSICA Y ESPIRITUAL de Aquíles  Nazoa, la he repetido mentalmente desde hace 40 años cuando leí este incunable de nuestra grandeza literaria que ahora emocionado repito ojos en niebla, voz astillada:


“Para entonces el nuevo hombre de Caracas, hoy paria de un instante de estremecimiento y convulsión histórica, podrá volver los sosegados ojos al cielo de la ciudad, y como el poeta, reconocer el espíritu inmortal de Caracas en el triunfante vuelo de una tropilla de palomas que cruza el valle”


Yo a las palabras del genio del Guarataro, quién amó su exilio villacurano por bochinchero contra el régimen impuesto en la capital, sustituíria en concordancia de los tiempos vigentes y actuales  en Venezuela, las frases:  "para entonces el nuevo hombre" por "para entonces la MUJER NUEVA DE CARACAS…y "tropilla de palomas”  por "tropilla de GUACAMAYAS", reinas de tu valle, relámpagos azules en eterna algarabía que marcan el pulso cerúleo de tu cielo orquestando nuestra alegría y esperanzas libertarias y limpiando con firme esperanza democrática la risa y la alegría imperecedera de Tierra de Gracia es decir la Venezuela de las 7 estrellas y el caballo blanco a la derecha.


©José Augusto Paradisi Rangel






GUACAMAYA AZUL

Ara ararauna

Óleo sobre tela 63x59 cm. 2024

Jose Augusto Paradisi Rangel, autor.

COLECCIÓN DEL ARTISTA.








Anais Nin: Moriré siendo poeta…/ texto del Diario I








Moriré siendo poeta. 
Asesinada por los que no lo son. 
No renunciaré a ningún sueño,
no me resignaré a ninguna fealdad, 
no aceptaré nada de otro mundo, 
que no sea el que yo misma he construido. 
He escrito, vivido y amado como Don Quijote 
y el día de mi muerte diré:

 “Que me perdonen, 
todo esto ha sido un sueño” (…)


Diario I 







CARLOS GIMÉNEZ EL GENIO IRREVERENTE, de Viviana Marcela Iriart, Ed. Escritoras Unidas & Cía. Editoras, 11 de marzo de 2023

 









The New York Times: “El director, Carlos Giménez, ofrece un drama de tan ardiente erotismo que es difícil saber si el olor a fuego en el auditorio proviene de los braseros en el escenario o de los cuerpos de los actores.El Sr. Giménez crea un espectáculo con la belleza y la grandeza cromática de una pintura de Gericault y envía a sus personajes a girar en torno a ella en una danza hipnótica, pero sin difuminar las complejas líneas de la trama".

The Guardian, Londres: "No había tomado en cuenta la brillantez del adaptador y director Carlos Giménez cuya versión me impactó muchísimo. La genial producción de Carlos Giménez está destinada a ser una de las más espectaculares del Festival".
Der Tagesspiegel, Berlín: "Carlos Giménez realiza una puesta ritual, tenebrosa, sofocante, monumental, que emana un poder del que no se puede escapar y que ni el idioma español puede expresar".
Gabriel García Márquez, México: "Absolutamente emocionante...No se oyó volar una mosca, no se oía respirar".

Universidad de Cambridge, Gleen Loney: “En Caracas hay un joven director que ha encontrado la esencia del estilo épico de Brecht y los elementos de los métodos de trabajo de Peter Brook, en soledad, lejos de los maestros europeos. El director es Carlos Giménez”.


Carlos Giménez (Argentina 1946-Venezuela 1993) realizó su primera gira teatral europea a los 17 años y a los 19 ganó sus primeros premios en Europa.
Fue invitado por Joseph Papp a dirigir en Nueva York; por Giorgio Strehler para dirigir en Italia; por Christiane Dior para presentarse en su teatro en París; por Jack Lange para presentarse en el Festival de Teatro de Nancy, Francia...
Realizó más de 50 giras internacionales por 5 continentes cosechando arrolladores éxitos y recibió más de 100 premios y/o condecoraciones en 7 países.
En apenas 29 años dirigió 101 obras en 8 países, muchas de las cuales fueron un hito en el teatro mundial:  El Coronel no tiene quien le escribaLa CelestinaBolívarEl ReñideroSeñor PresidenteLa Muerte de García LorcaTu país está felizMozart el Ángel AmadeusPeer GyntEl Campo... 

Carlos Giménez fue el fundador, con María Teresa Castillo, del Festival Internacional de Teatro de Caracas (FITC) en 1973; el Festival Latinoamericano de Teatro de Córdoba, Argentina, 1984; de los grupos Rajatabla, El Juglar y más de 20 instituciones o festivales de teatro en Argentina y Venezuela.

Murió el 28 de marzo de 1993 y el gobierno venezolano decretó 3 días de duelo. 

“¿Quién dirige con la mentalidad única de un Fellini,

planea con la paciencia de un Kissinger,

combina el arte y el comercialismo con la astucia

de un Joe Papp y vive en Caracas,

después de haber resucitado de entre los muertos?  

Carlos Giménez

Jeff Levis



Lee gratis el libro haciendo click abajo: 

CARLOS GIMÉNEZ EL GENIO IRREVERENTE



Joseph Papp, José Antonio Rial y Carlos Giménez en Nueva York, preparando el estreno en inglés de La Muerte de García Lorca, producida por el primero, escrita por el segundo y dirigida por Carlos. Fuente: Margarita Irún



El libro muestra lados pocos conocidos del genial creador, como su deportación de México en 1973 por dirigir una obra que no le gustó al gobierno, contado por la actriz Teresa Selma  y  Carlos en la intimidad de su hogar narrado por el actor Ángel Acosta

La biografía  tiene ensayos de Rubén Monasterios y Carlos Pérez-Ariza y testimonios y anécdotas  contadas por el poeta y periodista venezolano José Pulido; la ex presidenta del CONAC y excongresista venezolana,  Paulina Gamus Gallegos; la ganadora del Festival de Cannes, la actriz y directora argentina, Norma Aleandro; la fundadora del Centro Cultural Prisma y mecenas de la cultura venezolana, Esther Dita Kohn de Cohen; el artista multimedio venezolano, premio Fundación Guggenheim, Rolando Peña; el Coordinador del Sistema de Teatros de la Ciudad de México e iluminador, Ángel Ancona; los ex Rajatabla Ángel AcostaRoberto MollMarcelo Pont David BlancoAitor GaviriaJuan PagésDiego BalaguerLuis Garván; las ex Rajatabla  Teresa Selma,  Cecilia BellorínFrancis Rueda; la actriz y docente de Rajatabla Mariel Jaime Mazalos ex El Juglar Miguel BazanoJorge PinusÁngel Fernández MateuJorge Arán; la ex directora de cultura de Chacao, Venezuela, Carmen Carmona; la actriz y el actor, ex Comedia Cordobesa, Betty Angelotti y Alvin Astorga; la ex presidenta del Centro Cultural Prisma y directora teatral argentina-canadiense,  Marta Candia; los críticos  teatrales venezolanos Rubén Monasterios, Carlos Pérez Ariza y Leonardo Azparren Giménez y la crítica chilena Sonia M. Martin; la sobrina y sobrino de Carlos, Gabriela Llanos y Carlos Cassina; el fundador del Centro Dramático El Theatrón, el director venezolano  Rodolfo Molinael artista plástico venezolano José Augusto Paradisi Rangel; el dramaturgo y director argentino José Luis Arce.

El libro tiene fotos originales de Miguel Gracia, Streuli Roland, Marta Mikulan-Martin, Martha Swope, Luis Skobar, Ángel Ancona, Marcelo Pont.

Este es el segundo libro sobre Carlos que escribe la autora. El primero, ¡Bravo, Carlos Giménez!, con prólogo del poeta y periodista José Pulido,  publicado por la misma editorial en 2016, también puede leerse gratis on-line.



Escritora argentina-venezolana nacida en La Plata en 1958 y radicada en Caracas en 1979. Dramaturga, guionista, entrevistadora, productora teatral, editora de libros y revistas.

Trabajó con Carlos Giménez en el Festival Internacional de Teatro de Caracas y en el Ateneo de Caracas. Creadora del blog, canal de You Tube y página de Facebook: Carlos Giménez Creador Teatral.

Fue editora de la revista subterránea de cultura Machu Picchu (1978, La Plata) y coeditora de las revistas Intermedio y Primera Fila (Caracas).

Ha publicado las novelas: Lejos de CasaUna Cierta Mirada,  La Casa LilaHistorias de Crisi y su sicoanalista Berlia.

Las obras de teatro: Puerta abierta al marEsquina con malvonesGente a vista,  Truman (con Leonardo Losardo).

Los libros de entrevistas  ¡Bravo, Carlos Giménez,  EntrevistasOtras Entrevistas,

Ha sido traducida al inglés y al portugués.

Creadora de Escritoras Unidas & Cía. Editoras y del blog cultural Escritoras Unidas & Cía.


Carlos Giménez en la web

 Blog /YouTube/Facebook




Carlos Giménez por Viviana Marcela Iriart, entrevista de Nelson Rivera: "Al llegar le sucede algo extraordinario: conoce a María Teresa Castillo", Papel Literario, El Nacional, Caracas, 3 de marzo de 2024

 



Infinitas gracias a Nelson Rivera, director de Papel Literario y a El Nacional por conmemorar a Carlos a 31 años de su muerte. Viviana


¡BRAVO, CARLOS GIMÉNEZ!, segunda edición, prólogo de José Pulido, textos de Carlos Giménez, portada de José Augusto Paradisi Rangel, entrevistas de Viviana Marcela Iriart, 18 de octubre de 2023

 



En conmemoración a sus 30 años de ausente presencia. Segunda edición ampliada del libro publicado en 2016.
Con textos de José Pulido, Carlos Giménez, José Augusto Paradisi Rangel, Teresa Selma, Roberto Moll, Juan Pagés, Esther Dita Khon de Cohen, Mariel Jaime Maza, Carlos Cassina, Roberto Magurno, Juan José Bartolomeo, José Luis Montero Conde, María José Alfaro, Carlos Pérez-Ariza, María Teresa Castillo, Viviana Marcela Iriart.
Entrevistas a Norma Aleandro, Ángel Acosta, Ángel Ancona, Betty Angelotti, Jorge Arán, Irene Arcila, Alvin Astorga, Leonardo Azparren Giménez, Diego Balaguer, Miguel Bazano, Cecilia Bellorín, David Blanco, Marta Candia, Carmen Carmona, José Simón Escalona, Paulina Gamus, Luis Garván, Aitor Gaviria,  Migdalia Guerrero, Elaiza Irizarri, Gabriela Llanos, Sonia M.Martin, Ángel Mateu, Rodolfo Molina, Rubén Monasterios, Xiomara Moreno, Néstor Muzo, Elio Palencia,  Jorge Pinus, Marcelo Pont, José Pulido, Aura Rivas, Francis Rueda, Teresa Selma.

El libro, editado por la editorial on-line Escritoras Unidas & Cía. Editoras, puede leerse gratuitamente en el siguiente link: 



¡BRAVO, CARLOS GIMÉNEZ!





"MARÍA TERESA CASTILLO-CARLOS GIMÉNEZ- FESTIVAL INTERNACIONAL DE TEATRO DE CARACAS 1973-1992", de José Pulido, Rolando Peña, Karla Gómez, Viviana Marcela Iriart, Carmen Carmona y Roland Streuli, edición Escritoras Unidas & Cía. Editoras, diciembre 2023

 


©Rolando Peña-Karla Gómez


El libro María Teresa Castillo-Carlos Giménez-Festival Internacional de Teatro de Caracas 1973-1992 homenaje a los 50 años del primer FITC, a los 30 años de la muerte de Carlos Giménez y a los 11 años de la desaparición de María Teresa Castillo, esos seres mágicos que fueron quienes lo inventaron y lo dirigieron durante 20 años, es el resultado de la unión de un equipo de personas maravillosas que se unieron para hacerlo posible, donando su arte, su tiempo y su dinero: el poeta José Pulido (prólogo); el artista multimedia Rolando Peña y  la directora de arte Karla Gómez (portada);  la gerente cultural  Carmen Carmona (producción general);   el fotógrafo  Roland Streuli (fotografías)  y la escritora  Viviana Marcela Iriarten idea, edición, entrevistas y producción general.

El poeta José Pulido, en una parte de su magnífico prólogo, nos cuenta:

“María Teresa parecía un terremoto de entusiasmos. Nada era imposible para su voluntad de generar actividades que semejaran siempre una siembra fundamental. Ella se desvivía por demostrar la espiritualidad del país, la inteligencia del país, la fertilidad intelectual del país.

 Es de imaginar lo que ocurrió cuando ella y Carlos Giménez se conocieron y se juntaron en torno a un objetivo, amando el destino del arte.

 Porque Carlos Giménez era un terremoto de entusiasmos: nada era imposible para su voluntad de generar actividades. Él la miró y le dijo: “Hagamos buen teatro, señora María Teresa”. Y ella también lo miró y de una vez le dijo: “hagamos eso, muchacho querido”.

 


“Ephémere”, Ko Murobushi Company, Japón, 1992. ©Roland Streuli

 

El libro cuenta con catálogos del FITC, textos de Carlos Giménez y María Teresa Castillo y valiosos testimonios de personalidades de la cultura mundial: la dramaturga y escritora Elisa Lerner; el director del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero; el dramaturgo José Gabriel Núñez; el director y dramaturgo fundador del Theja, José Simón Escalona; el escritor y crítico Rodolfo Izaguirre; el diseñador de iluminación y gerente cultural mexicano, Ángel Ancona; la cofundadora de la Compañía Nacional de Teatro y gerente cultural, Elaiza Irizarri; el cineasta y escritor Alberto Ferreras; la actriz, directora y productora Teresa Selma; el actor y docente Roberto Moll, la dramaturga Indira Paez; la ex directora general del CONAC y escritora, Norka Valladares; el dramaturgo y director Elio Palencia; el actor y productor Karl Hoffman; el artista multimedia José Augusto Paradisi Rangel; la actriz y docente Francis Rueda; el director y gerente cultural José Luis Montero Conde; la gerente cultural francesa Bernardette Chaudé; el actor y cofundador de Rajatabla, Juan Pagés; el director de Rajatabla, William Lopez; el director y fundador del Theatron Centro Dramático, Rodolfo Molina; el director y dramaturgo José Dominguez; la consejera académica y gerente cultural Marta Queralt Vila; el dramaturgo y director Daniel Uribe; el actor y director Aníbal Grunn; el productor y escritor Armando Africano; el actor y productor Ángel Acosta; el actor argentino Alvin Astorga; el ex director de la Casa del Artista, Juan José Bartolomeo; el gerente cultural Marcos Belisario; el director y fundador del grupo Bagazos, Gerardo Blanco; el músico cubano Juan Marcos Blanco; el actor Roberto Calvarese; el realizador de escenografía Esmeiro Herrera; el diseñador de iluminación Jose Jimenez; el actor Vito Lonardo; el fotógrafo Nicola Rocco; el actor Gerardo Luongo Zoppi; el actor y director Alfonso Rey; el actor Manuel Villalba; la ex empleada del Ateneo de Caracas, María Magdalena Leseur Maldonado y testimonios del equipo realizador.

El libro María Teresa Castillo-Carlos Giménez-FITC 1973-1992, de lectura gratuita, edición de Escritoras Unidas & Cía. Editoras22 de diciembre de 2023, fue realizado sin subsidios ni aportes de la empresa privada. 



LEE GRATIS EL LIBRO HACIENDO CLIK ABAJO

MARÍA TERESA-CARLOS-FITC