la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik


Joan Baez:" Carta a Ghandi" /" ¿Dónde estás ahora, Gandhi? " por Ana María Fernández- viviana marcela iriart, Caracas 1983











Carta de Joan Baez



 Estimado Gandhi: Cuando Ud.  Fue asesinado en 1948, Jawaharlal Nehru dijo con desesperación: ”Se ha ido la luz en la India”. En efecto, si no hubiera existido una década más tarde la organización masiva de Martin Luther King, la luz de la no-violencia como forma para alcanzar el cambio social hubiera desaparecido para siempre.

Estamos en 1983. Es tiempo de dejar atrás los años 60, algo que muchos no quieren hacer porque estuvieran o no “involucrados” con los acontecimientos de esa década –los 60 les creó una excitación que no han sido capaces de recobrar en los años 80.

Señor Gandhi, ¿no es éste el momento ideal para tratar de dar mayor impulso a la educación de la no-violencia – sus raíces, su historia, sus victorias, sus fracasos, su posible aplicación a los acontecimientos de los 80? Cuando leo las noticias me siento casi impotente frente a la violencia, la pobreza, la ignorancia y el colapso internacional, moral y espiritual casi total que prevalece. Al buscar un antídoto a ésta, solamente la encuentro en la aplicación de la no-violencia revolucionaria, una fuerza activa personal, social, económica y política en contra de los males de nuestros tiempos –pasividad, miedo, no-compromiso, la casi parálisis de la gente de los 80. Aunque esto suene prematuro, yo no veo otra alternativa para Humanitas que tratar de instigar un programa educacional no-violento, comenzando con nosotros mismos y lentamente extenderlo a las comunidades a lo largo del país. La educación debe preceder al uso masivo de la no-violencia para un cambio social…

Gandhi, Ud. Recientemente se convirtió en estrella en una película que lleva su nombre… No obstante algunas críticas válidas, es un excelente retrato de su trabajo…. Por lo tanto tenga paciencia si aprovechamos el momentos y usamos la película como una herramienta, un camino para ayudar a la gente a comprender un concepto relativamente nuevo en la historia de este planeta terriblemente violento. Acaso no nos dijo Ud. simplemente: “Hay dos aspectos de la naturaleza humana. El lado violento, visceral, temeroso y reaccionario y el lado cariñoso, reflexivo, amante y decente.” Y Ud. dijo: ¿”Por qué no organizar el lado bueno de una vez?” Es el tiempo de intentarlo nuevamente. 
Con  mi más profunda gratitud

Invierno 1983
Humanitas International



Traducción de Ana María Fernàndez de la carta publicada en el boletín de “Humanitas International”, organización de derechos humanos fundada por Joan Báez en California, Estados Unidos.





¿Dónde estás ahora, Gandhi?/ Ana María Fernández-viviana marcela iriart

¿Y dónde estás ahora Gandhi, cuando la sociedad te transforma en estrella y te convierte en inútil prócer de bronce?
¿Dónde cuando los mercaderes sin frontera se apropian de tu lucha y en tu nombre se llenan sus bolsillos –demasiados llenos ya- mientras los pueblos siguen clamando por justicia y paz? 
 Han convertido tu mensaje en discurso de político. Lo han petrificado para que no circule.
 ¿Desde dónde mirarás a tu pueblo enceguecido por la violencia y el hambre? 
 Gandhi, los ingleses continúan siendo imperialistas y no son los únicos. Todavía hay colonias.
 Estamos a las puertas de una tercera guerra mundial que, de darse, será la última. Y no porque los humanos vayamos a aprender a vivir sin fronteras: es que no habrá sobrevivientes.
 ¿Desde qué punto del infinito te verás en un supermercado al lado de una lata de coca-cola?
¿Y qué pensarás entonces?
Tu no-violencia se ha regado por el mundo silenciosamente.
Mientras, los ríos de sangre parecen querer cubrir el planeta y nos ahogan.
Tu no-violencia es flor creciendo en el pantano.
Gandhi, han enlatado tu mensaje, made in United States, United Kingdom y te están vendiendo por centavos.
Gandhi, no me gusta verte en las librerías convertido en best-seller, en tema central de las charlas de los intelectuales de café, en éxito de taquilla en los cines.
¿Cuánto quedará de tu mensaje en aquellas y aquellos que pelean a la entrada de los cines por entrar a verte? 
Eres casi tan popular como E.T. 
Gandhi, te están asesinando por segunda vez.

25 de junio de 1983