la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik


Sonia M. Martin: Siete Poemas: "La Diosa de la Lluvia Llora", "Garúa del Pacífico Norte", "Purificaciòn", "El mar, la luna y yo", "Mirada de Yerba Buena", "Yo, la bailarina", "Te espero despierta y en mis sueños"


 

 La Diosa de la Lluvia Llora

La tormenta
estalló al
final de
mi vida

Rayos
centellas
brillan
en las
madrugadas
Mañanas
crepúsculos
y tardes
se confunden
en mi ancianidad
Cae la lluvia…
cae la lluvia
desde mi rostro…
en mi vida…
Tú, magiar
te pierdes
en tu atormentado
y lluvioso
cerebro
pletórico
de neblina…
Yo,
la Diosa de la Lluvia
lloro
sobre nuestro
amor perdido
en la
raudal
tormenta
de nuestras vidas




© Sonia M.Martin
De su libro “Calina”



Garúa del Pacífico Norte

Soy pacífica
como
mi océano
vago desnuda
por sus arenas
desnuda
de vida…
empapada
por la garúa
penetrante
que abraza
el fuego
de mi piel
de seda
Anhelo
palpitante
la lluvia
torrencial
Diluvio…
diluvio
que cubre
mi cuerpo
desnudo
Diluvio
de las
nubes
que lloran
cubriendo
mi caminar
desnuda
por las
arenas
de la vida
Soy pacífica
como mi océano
cuyas
aguas
embravecidas
de olas
que lloran
sobre
 la arena
que cada
madrugada
huello
con mi
caminar…
Soy pacífica…

© Sonia M.Martin
De su libro “Calina”

Purificación

 Le canto
a la
lluvia
por todo
aquello
que tengo
que olvidar
para
purificar
el pasado
Camino
bajo
su
influjo
buscando
la catarsis
que me entrega
el agua lustral
que
empapa
mi vida
y mi
siquis
arropándome
con
su
jordán

© Sonia M.Martin
De su libro “Calina”

El mar la luna y yo


Soy profunda
como el
mar;
vago desnuda
de noche
como la luna;
como
la luna
me baño
desnuda
en el lago;
me baño
desnuda como
la luna,
en el río;
como la
luna
desnuda
me sumerjo
en las cristalinas
aguas  gélidas de
los riachuelos
cordilleranos;
como
la luna
plateada
en las
noches
nevadas,
abrazo
la cima
 de Los Andes;
soy pura
como las
nevadas
cumbres
de la cordillera
Mi cuerpo,
mi
alma
mi psiquis
 te esperan
con esa
insondable
pureza…
Profunda
como
el mar
desnuda
como la
luna
ardiente
y
silenciosa
como
el Villarrica
y
más
alba
que la
nieve
que abraza su cima
te espero…


 © Sonia M. Martin
De su libro  Iniciación, Extasis y Visiones del Amor

Mirada de Yerba Buena

Prepuber,
adolescente,
doncella;
oscuros
e
insolentes
mis ojos
rebeldes
se
embelesaron
en el
terciopelo
de tu
mirada de yerba buena;
un perfume de menta
nos envolvió
desde ese
día
a
ti
y
a

© Sonia M.Martin



 Yo, la bailarina


En vilo voy entre

tus brazos…

el enjambre

de mariposas

nos lleva

hasta

la puerta

de mi

clase de danza



Allí me depositas

jurando volver

mañana y todas

las mañanas de

nuestras vidas…



La guitarra

de Julián Benito

desgarra para mi

el Zorongo Guitano

Mi grupa danza,

se mueve a la

música del sorongo;

danzo intensa,

convulsa,

pies y manos

pies alados

ondulando

caderas y brazos;

mi cuerpo

copula con el rito

del duende que

invade mi sangre

al son del

zorongo gitano


© Sonia M.Martin

de su libro Iniciación, Extasis y Visiones del Amor



Te espero despierta y en mis sueños


 Nueva York,
Manila,
Tokio,
geografías
que separan
nuestro
amor
allá
Yo
aquí;
mi cintura
se estrecha
mi grupa
se torna
redonda;
mis ánforas
reverberan
en la seda
de mí
indumentaria;
núbil y adolescente,
en mis
sueños, despierta,
te espero…
© Sonia M.Martin