la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik


Una multitud se manifiesta frente al Congreso bajo la consigna "Ni una menos", diario Clarìn, Buenos Aires 3 de julio de 2015



 

 

 

Violencia de género







Por la cantidad de casos de violencia de género y femicidios, miles de personas piden por cinco puntos en la plaza.
Un multitudinario acto central en el Congreso y sus alrededores, junto a otros en el resto del país, fue la muestra de un grito que cerca de las seis de la tarde cerró una jornada histórica con la consigna: "Ni una menos". El slogan bajó desde el escenario montado en pleno centro de la ciudad y se expandió por toda la Argentina.

"Derecho a vivir" decía un cartel blanco con letras naranjas, remeras con las fotos de mujeres víctimas de femicidio y personas de todas las edades, se acercaban en columnas que llegaban desde las avenidas Rivadavia, Entre Ríos y también Avenida de Mayo.

La actriz Erica Rivas y la dibujante Maitena, junto al actor Juan Minujin, fueron los únicos oradores del día al leer un fuerte documento con reclamos que tuvo como destinatarios a la Justicia, el poder político y también a los medios.

Un multitudinario acto central en el Congreso y sus alrededores, junto a otros en el resto del país, fue la muestra de un grito que cerca de las seis de la tarde cerró una jornada histórica con la consigna: "Ni una menos". El slogan bajó desde el escenario montado en pleno centro de la ciudad y se expandió por toda la Argentina.


El escrito reclamó datos oficiales sobre los femicidios en la Argentina y advirtió que el Poder Judicial representa un papel en general ineficiente a la hora de dar respuesta a las víctimas. "Esta inercia no puede continuar", sostuvo Minujín. Además, se pidieron garantías para el acceso de las víctimas a la justicia y "que haya personal capacitado en las fiscalías para la recepción de las denuncias".

Otro de los puntos leídos apuntó a la "justicia por las mujeres desaparecidas y acciones coordinadas para cesar con los ataques de género". Minujín agregó: "Es necesario perfeccionar los instrumentos para combatir la violencia contra las mujeres.

Maitena fue contundente y afirmó "este es un tema que le importa a todo el mundo. El documento es perfecto y puede ayudar. Esta es una temática de la que hay que hablar, no sólo debe quedar en una marcha. Y la gente reaccionó así porque le importa. El también actor Juan Minujin será el único hombre que leerá una parte del documento. "Esta convocatoria es muy importante", señaló.

Otra de las personalidades que llegó a la plaza fue la actriz Forencia de La V, quien resaltó que "hay que decir basta. Es impresionante la convocatoria. Me sorprendió la gran cantidad de hombres que vinieron. En las caras ví que se producía un cambio, que esto es una bisagra".


Los cinco puntos de la manifestación:

1) "Pedimos la implementación del Plan Nacional de Acción para la Prevención Asistencia y erradicación de la violencia contra las mujeres que está en la Ley 26.485. Pedimos que se cumpla integralmente, que haya monitoreo y presupuesto para todo lo que se hace".

2) "Pedimos que se garantice el acceso a la Justicia a las víctimas; que haya patrocinio jurídico; que no se las revictimice; que las causas que tramitan en el fuero civil y penal se unan para que sea todo más ágil".

3) "Entendemos que es fundamental que existan estadísticas oficiales sobre femicidios ya que hasta ahora sólo contamos con los números que aporta la Casa del Encuentro que es una asociación civil. Dentro del Estado debe haber un Registro Oficial único, para que las políticas públicas se piensen desde esa dimensión".

4) "Queremos que se garantice la Educación Sexual Integral en todos los niveles ya que existe una ley desde el año 2006 que apunta a que en todas las escuelas del país y en todos los niveles (público y privado) se den estos contenidos. El cambio más profundo es el cultural, es romper con la lógica patriarcal, entonces la educación es fundamental".

5) "Y por último, creemos que las víctimas tienen que estar protegidas porque es muy difícil para una mujer que vive una situación de violencia denunciar. Cuando se anima, activa una investigación contra el hombre golpeador o quien la amenazó y la Justicia tiene que monitorear que se cumplan las medidas que se disponen en el marco de las causas". 
Fuente: Clarìn. 









España se sumó al reclamo de "Ni Una Menos". Perfil, 7 de noviembre de 2015







El movimiento feminista convocó una marcha para reclamar al Gobierno que la violencia de género sea tratada como una cuestión de Estado.




La campaña “Ni Una Menos” que se originó en marzo de este año en Argentina cuando se denunciaron numerosos casos de mujeres asesinadas por sus parejas o casos de violencia de género no tiene fronteras. Esa consigna es universal y ahora llegó hasta las calles españolas. 
Miles de manifestantes marcharon hoy por las calles de Madrid con mensajes “Ni una mujer muerta más", "Nos queremos vivas" o "No es arrebato, es asesinato" para reclamar al Gobierno español que la lucha contra la violencia contra las mujeres se convierta en asunto de Estado. La gran pancarta que encabezó la movilización fue portada por víctimas de violencia de género y  representantes del movimiento feminista.
Los organizadores apuntaron contra la "pérdida del impulso" en las políticas de igualdad en el país, una desaparición de esa cuestión en la agenda política y "los recortes sistemáticos en los recursos públicos, en los derechos sexuales, en el aborto en menores de 16 y 17 años y en los dispositivos especializados contra las violencias machistas". 

De la marcha participaron políticos pertenecientes al Gobierno nacional como Andrea Levy, vicesecretaria de estudios y Programas del Partido Popular, y líderes de otras formaciones políticas como Pedro Sánchez (PSOE), Alberto Garzón (IU) y Pablo Iglesias (Podemos). 
La convocatoria se extendió por 30 ciudades extranjeras, sobre todo de Europa, América Latina y el Caribe, en las cuales se organizaron concentraciones para hoy ante los consulados españoles o lugares emblemáticos. 
Se trata de la primera vez en España que el movimiento feminista dejó a un lado los debates internos para acordar una convocatoria masiva y callejera, de la que participaron más de 300 organizaciones de mujeres junto a colectivos vecinales, sindicales, sociales, ecologistas, migrantes o humanitarios.

Fuente: Perfil