la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik








“Y estamos marchando todavía en las calles

Con pequeñas victorias y grandes fracasos

Pero hay alegría y hay esperanza

Y hay un lugar para ti”

Joan Báez





Pliegos Sueltos o María la del Castañar, novela de Sonia M. Martin/ artículo de Alex Tacussis






Pliegos Sueltos”, o “María la del Castañar”, de Sonia M. Martin, nos ofrece una historia ancestral de profundo valor familiar y también de desgarros. Una niña de casi ocho años descubre que su nombre no es María sino Débora, por revelación de su abuela María, quien también oculta el nombre Débora. Entonces la abuela comienza a contarle el origen de la familia en Chile, cuando varios siglos atrás todos los españoles de origen judío debieron abandonar el suelo natal por mandato de la Corona. Pero una niña judía, Débora, decide desafiar este mandato y permanecer en su España amada. Su padre Yoseph busca cómo ayudarla y habla con su buen amigo el Duque de Béjar. El Duque había perdido recientemente a su hija María, y decide acoger a Débora con algunas condiciones: la niña debe aceptar el nombre María, adoptar costumbres católicas, y mantener las suyas en absoluto secreto; de esa manera él podrá decir que es su hija. Y así, al mismo tiempo que su familia abandona el país hacia tierras desconocidas, la niña da inicio a una vida nueva, para lo cual debe asumir la negación de su nombre, de sus creencias religiosas y también de sus costumbres familiares; pero a su vez tiene entera libertad de continuar observándolas, en privado, en la intimidad de sus propios pensamientos; y si algún día fuera madre de una niña, ésta se llamase María de forma oficial, y Débora privada y verdaderamente.

La Débora-María de hoy queda profundamente impresionada por esta revelación. No deja de hacerle preguntas a su abuela. Esta la aconseja que desarrolle la disciplina por escribir; pero la niña está más entusiasmada por el teatro y todas las presentaciones que suelen ocurrir en un escenario. La Débora-María de hoy vive un mundo encantador, y su madre alienta con alegría la cálida y estrecha relación entre su hija y su propia madre, algo que pareciera que duraría para siempre pero que los acontecimientos nacionales comienzan a trizar amenazadoramente.

En un lenguaje apropiadísimo, Sonia M. Martin nos va conduciendo sin interferencias por el corredor del día a día que Débora-María recorre junto a su abuela en el monasterio donde ha vivido desde siempre. Sabremos de los tejidos de calcetines, de la higuera donde suele aparecer un fantasma descabezado-el Cura sin Cabeza-“Pliegos Sueltos” o “María la del Castañar”, de los ensayos con la talentosa hija de la lavandera para el concurso del cuenta-cuentos. El libro termina y el lector queda con un deseo de conocer más, de que el relato no hubiese terminado hoy, que continuara por la sola alegría de su lectura.




Escritor
Miembro Director de SELC & CII, Sociedad de Escritores Latinoamericanos de California y Capítulo Internacional Internet.
Noviembre 19, 2007

Transcripción en inglés: 

“Pliegos Sueltos” o “María la del Castañar” by Sonia M. Martin unfolds an ancestral tale of deep family values and suffering. An almost eight-year old girl discovers that her name is not María but Debora, as her grandmother María has just revealed to her, whose hidden name is also Debora. Grandmother starts telling the girl about the origin of the family in Chile, when several centuries ago a Crown’s mandate dictated that all Spaniards with Jewish ancestors had to leave the motherland. However, a little Jew girl, Debora, decides to challenge the injunction and to stay in her beloved Spain. Her father, Yoseph, tries to help her and meet his very good friend the Duque de Béjar. The Duque had recently lost her daughter María, and comes to offer Debora to stay with him under certain conditions, from now on she will accept to be called María, make Catholic customs hers, and keep her own ones in absolute secret; in that way the Duque would be able to say she is his own daughter. So, the same day Debora’s family is leaving Spain towards unknown lands, the girl commences a new life, for which she had to assume the proscription of her real name, her religious beliefs and also her real family’s customs; and at the same time, she has entire liberty to continue observing them in privacy, in the intimacy of her own thoughts; and if one day she was mother of a girl, the girl would be officially named María, but, privately and truly, she would be Debora also.

Present time Debora-María is deeply thrilled by this revelation. She would ask her grandmother one question after the other now. Her grandmother advises her to develop a discipline in writing; but the girl is much more motivated by the plays and all events that use to occur on stage. Present time Debora-María lives in a charming world, and her mother happily cheers the close and warm relation between her daughter and her own mother, something that seems it would last forever but that the current events along the country start cracking menacingly.

With the use of a very appropriate style, Sonia M. Martin, with no intromissions of any kind, takes us along the Debora-María’s day-to-day path of occurrences that the girl and her grandmother live in the monastery they have lived in since always. The reader will know about the knitting of socks, the fig tree where a headless ghost use to show up, the practicing with Debora-María and the very talented cloth-washer woman’s daughter for the tell-stories contest. The book comes to its end and the reader wants to know more, desiring the tale had not finished today, but kept going for the sole happiness of the reading.

The English version of this book will be available soon.

Writer
Board Director of SELC & CII – California Latin American Writers Society and Internet International Chapter



Sonia M. Martin

Pliegos Sueltos o María la del Castañar, de Sonia M. Martin, es la historia de Débora María o María Débora,  una niña latinoamericana que descubre, en las tardes que pasa  aprendiendo viejas manualidades y manteniendo largas conversaciones con su abuela, lo que es la discriminación,  el exilio, el poder que ejercen los poderosos frente al débil y la fuerza de las mujeres de su familia para defender, en algunas oportunidades, la religión y, en otras, la libertad de sus pensamientos políticos. Entre preguntas, conversaciones, labores, lecturas de teatro y memorizando viejos romances, Débora María o María Débora, no sólo aprende a bordar, tejer, recitar y leer teatro. También descubre que es una niña sefardita, en un país latinoamericano como Chile.

Y también  descubre muchas cosas más, que no puede comprender y que la abuela se niega a explicarle. No obstante, son las conversaciones con la abuela y las discusiones con su madre, lo que la llevan a descubrir que siempre se debe luchar por nuestras convicciones, ya sea dejando el país que se ama, combatiendo en él por lo que se estima justo, o bien, dejando la vida por sus convicciones.

Junto a su mejor amiga, una niña católica, descubre que aunque ellas sean iguales, la religión hace que sus costumbres sean diferentes. Juntas disfrutan compartiendo y aprendiendo de sus diferencias, y contándose leyendas y canciones latinoamericanas.

Débora María o María Débora, se jura siempre luchar por sus ideales escribiendo justicia poética y de este modo decide seguir la tradición femenina familiar en la que a ella le toca ser escritora y narrar la saga de su familia.

Con humor y sutil ironía, Sonia M. Martin nos cuenta, a partir de la vida  de esta niña,  parte de la historia de la diáspora sefardí y del exilio latinoamericano.

María Débora, debido al exilio familiar, perdió la brújula de su identidad. Pero tiene un tesoro que la ayudará a encontrarla: la llave que su abuela le dio de la vieja casa que, en 1492, su familia fue obligada  a abandonar en Toledo…



Sonia M. Martin.: escritora, profesora y crítica de teatro chilena-estadounidense. Actualmente vive en California,  donde ha dictado conferencias en la Universidad de Stanford y Berkeley, entre otras. Su novela “Cena con un perro rojo” ganó el “Premio Letras de Oro” de la Universidad de Miami. Ha creado, financiado y dirigido varios portales de literatura. Es presidenta del Celcit-California Norte.