la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik








“Y estamos marchando todavía en las calles

Con pequeñas victorias y grandes fracasos

Pero hay alegría y hay esperanza

Y hay un lugar para ti”

Joan Báez





ACIERTOS 2015 por Luis Sedgwick Báez






A Manoel de Oliveira y Chantal Akerman

In memoriam







1)    “Apajarito” y “El mundo de Apu” (India) de Satyajit Ray

Segunda y tercera parte de la trilogía “Apu”, basado en las novelas autobiográficas de Bibhutibhusan Banerjee, donde vemos la trayectoria del protagonista desde que nace hasta su edad adulta. Los negativos originales se quemaron en un incendio en 1993 y fueron meticulosamente restaurados en 4K DCP Digital. Obras maestras indiscutibles del cine humanista, música de Ravi Shankar, dirigidos por el más grande cineasta que ha dado la India y en palabras de un crítico: “forman en su conjunto una de las más ricas experiencias visuales en la historia del cine”. Recientemente, en el Festival de Busan, Corea del Sur, fueron escogidos entre críticos y directores de cine, como uno de los 5 films más importantes que han salido de la cinematografía asiática. He estado detrás de estos films por más de cuatro décadas y las conseguí ver, por fin, en la cinemateca Gene Siskel en Chicago. Aunque filmadas en los anos de 1950, es la primera vez que los veo y por ello están en mi lista. En blanco y negro, que le otorga a las imágenes un aura de sello clásico.

2)    “Mad Max: la furia del camino” (EEUU) de George Miller.

La cuarta entrega de la serie y la más lograda en términos artísticos y donde la estética de la violencia deslumbra por su audacia... En un mundo post apocalíptico producto de una conflagración nuclear, Max (Tom Hardy) es un sobreviviente y es aprehendido por los “Chicos de la Guerra” y utilizado como proveedor de sangre. El agua y la gasolina son productos en extinción.  Imperator Furiosa (Charlize Theron) es la encargada de entregar gasolina a una banda en el desierto pero aprovecha de rebelarse de la megalomanía de un dictador que oprime a un pueblo y sobre todo a su harem de mujeres. Su anhelo es llegar a las tierras verdes donde fue feliz en su infancia pero ese sitio dejó de existir. Con Max forman llave y luchan por sobrevivir. El film podría considerarse un western donde los vehículos (estrambóticos y pletóricos de imaginación) suplantan a los caballos  y la geografía, árida y desértica,  se asemeja a las planicies de aquellos films. Un film donde la venganza, la solidaridad y la redención tienen su prioridad. Premio Fipresci al mejor film del ano.

3)    “Spotlight” (EEUU), de Tom McCarthy.

Un tema de actualidad y candente: los abusos sexuales en la iglesia católica. Estamos en 2001 cuando Robby Robinson (Michael Keaton) lidera una investigación del Boston Globe llamado “ Spotlight” para desentrañar  a los curas pedófilos en la arquidiócesis de Boston donde sabían del asunto pero empleaban artimañas legales para ocultarlo. Un film hiperkinético, donde los periodistas  teclean los laptops, caminan, corren, se reúnen, discuten, buscando información. Todos los actores merecen un premio colectivo

4)    “Deephan” (Francia) de Jacques Audiard.

Otra historia del momento: la de los refugiados. Deephan (Jesuthasam Antonythappan) y su “familia” se exilian en Francia escapando de la guerra civil que sacude a su país, Sri Lanka. Comienza vendiendo chucherías en las calles de Paris, luego lo envían al campo como limpiador y conserje en un complejo habitacional donde la violencia y la droga es pan de cada día. Dheepan se cuestiona si esta nueva realidad es mejor o peor que la vivida en su país. El final es un tanto facilista. Una mirada dura, tal vez compasiva,  a una tragedia de nuestros días. Palma de Oro, Cannes.

5)    “Desde allá” (Venezuela), de Lorenzo Vigas.

Aquí vemos a Armando Marcano (Alfredo Castro), un operador de prótesis dental que en sus ratos libres deambula por la ciudad en busca de muchachos jóvenes, pagándoles para que se desnuden pero sin contacto físico. Hasta que aparece Elder (Luis Silva, de carisma vulnerable), un malandro,  cuyo padre cumple condena por asesinato y con quién comienza una relación que trastocará el comportamiento de ambos. Film de múltiples lecturas, sobrio, sin alardes estilísticos, de primeros planos a veces estáticos, cuyos gestos en los actos revelan subterfugios de emociones reprimidas, calles que pululan de vida y de violencia cotidiana y donde la ausencia paterna quizás sea la columna vertebral de este film que no moraliza. Un film admirable y de lo más excelso que ha salido del cine venezolano. León de Oro, Venecia.

6)    “La langosta” (Grecia) de  Yorgos Lanthimos

En un futuro próximo, aquellos que por a o por b no tienen pareja deben de acudir a un hotel para encontrar a su media naranja en un lapso de 45 días, de lo contrario serán convertidos en animales y enviados al bosque. David (Colin Farrell) fue abandonado por su esposa y en caso de no conseguir pareja allí  escoge ser langosta, por su adoración con el mar. Pero, asqueado por la rigidez del sistema, escapa al bosque y se encuentra con una banda de renegados que se han rebelado contra el orden inaudito   de un sistema que impide ser monógamo.. De enfoque original, tal vez metafórico,  donde los valores intrínsecos del sentimiento humano prevalecen en las decisiones postreras. Gran Premio del Jurado, Cannes.

7)    “Anomalisa” (EEUU) de Charlie Kaufman y Duke Johnson.

Un exitoso conferencista motivacional que alienta a sus múltiples seguidores con consejos y auto ayuda sufre, en su fuero interno, de dolencias emocionales que convierten su cotidianidad en un vacío. Pero en una de sus giras se encuentra con Lisa, alguien anómalo en sus encuentros , que culmina con el romance de una noche. Una meditación sobre el amor y sus múltiples acepciones en un film de dibujos animados para adultos  (los muñecos son hechos de estofa) bajo una técnica de animación  llamada stop-motion, que manipula físicamente un objeto que parecería que se mueve por su cuenta./Gran Premio del jurado, Venecia.

8)    “Noches árabes” (Portugal) de Miguel Gomes.

Gomes, aquél de “Tabú”, film de culto, anuncia al comenzar el film que pretende seguir únicamente la estructura de los cuentos de las mil y una noches extrapolándolos al Portugal de 2013-14 cuando sufrió una de sus peores oleadas económicas de su historia que la ha empobrecido por los ajustes de restricción y medidas de austeridad impuestos por la troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Eurozona Europea). A través de 381 minutos, vemos a los personajes quejarse de la pobreza, de la suciedad, de la corrupción, de los desahucios, de sus amores, de sus desventuras,  en una puesta en escena esplendorosa ( aparecen sirenas, ballenas muertas en la playa) : un collage de imágenes alucinantes . Sólo un gran director puede dirigir una obra tan difícil de describir y asimilar.

9)    “Francofonía “(Rusia) de Alexandr Sokurov.

Utilizando material fílmico rara vez visto, Sokurov pretende realizar una radiografía del Museo del Louvre cuando Francia fue invadida por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Nos enteramos de los pormenores de Jacques Jaujard (Louis- Do de Lencqqesaing) el director del Museo , quién trató de salvar los tesoros enviándolos a un castillo y el oficial alemán, Franz Wolf von Metternich (Benjamin Utzenech) que asumió como el nuevo director. Sokurov analiza con sensibilidad, inteligencia y sentido artístico lo que ha representado el Louvre dentro del contexto del arte en la civilización occidental desde su creación hasta nuestros días, haciendo hincapié que el conde von Metternich respetó y aupó la conservación del patrimonio francés. Incluso aparece Napoleón aludiendo que, gracias a sus batallas ganadas, muchas de las obras de arte allí incluidas fueron traídas de sus conquistas.

10) “Evolución” (Francia) de Lucile Hadzihalilovic

Un infante de 10 anos vive aislado del mundo rodeado sólo de mujeres, niños y enfermeras en un hospital donde continuamente son sometidos a exámenes de experimentación.  Hasta que un día percibe que su madre no es su madre, decide averiguar y en la playa observa cosas extrañas. Sólo una enfermera, en un acto de amor, lo ayuda a lograr su cometido. Un film misterioso, críptico, de atmósferas,  donde el horror bajo el agua comulga con lo irreal fantasmagórico dando al concepto de la evolución una perspectiva particular.

Mejor director:  George Miller por “Mad Max””

Mejor actor: Los actores en conjunto por “Spotlight””

Mejor actriz: Charlotte Rampling por “ 45 años” (Gran Bretaña) de Andrew Haigh


© Luis Sedgwick Báez
Crìtico de cine y escritor.
Caracas