la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik








“Y estamos marchando todavía en las calles

Con pequeñas victorias y grandes fracasos

Pero hay alegría y hay esperanza

Y hay un lugar para ti”

Joan Báez





Pilar Rahola: “Mediáticamente, España es el país más antisemita de Europa” / entrevista de Tomás Morgenstern





"Yo no tengo más pasión por los judíos o Israel que por cualquier otra causa en la que creo. Lo que yo tengo es una preocupación por la libertad y la salud democrática.  Europa es el objetivo fundamental de la Yihad ideológica.  Es el objetivo prioritario."

Es una mujer que prácticamente no necesita presentación. Es simpática y accesible. Es Doctora en Filología Hispánica y Catalana, periodista. Fue diputada del Parlamento Español y Vice alcaldesa de la Ciudad de Barcelona y formo parte de diversas comisiones de investigación de casos de corrupción en el gobierno español. Pilar Rahola se ha convertido en una de las periodistas mas respetadas dentro de los medios europeos e internacionales.


Lleva años atacando el antisemitismo y lucha en defensa de Israel y el mundo judío ubicándose en contra del terrorismo y del fundamentalismo islámico. Me cuenta con una sonrisa que esto lo lleva dentro y que en su casa la educaron para defender las causas justas. Es consciente que se puede enemistar con mucha gente, pero no le asusta. Seguirá adelante.

Tomás Morgenstern: ¿Por qué esta pasión por Israel y el mundo judío?

Pilar Rahola: A mí lo que me sorprende es la pregunta. Es una pregunta que me hacen siempre… Los judíos están tan acostumbrados a que nadie los quiera que cuando alguien levanta el dedo y dice “yo lo veo de otra manera”, se sorprenden. Pero yo no tengo más pasión por los judíos o Israel que por cualquier otra causa en la que creo. Lo que yo tengo es una preocupación por la libertad y la salud democrática.

TM: Hay gente en este país y en Europa que no opinan igual… En este sentido, ¿cómo ves las relaciones, a nivel político, de España y Europa con Israel y el mundo judío? 


PR: Está la relación formal y diplomática, en la que todo es muy cortés y correcto. Esta relación es una falacia. En realidad pienso que Europa globalmente tiene una tendencia, por intereses económicos, hacia lo que serian los intereses árabes y especialmente hacia los del petrodólar. No hacia Israel que es un país pequeño, con un conflicto permanente y que obviamente no tiene petróleo y que además cualquier alianza con él crea problemas estratégicos. Está clarísimo que la inclinación de Europa y de España particularmente es de una magnífica relación con el mundo árabe y una relación tensa y tensionada con Israel que mejora según los momentos y circunstancias.

TM: ¿Y la relación ideológica? 


PR: Depende de los países y depende de quien los gobierna. La Francia de Sarkozy tiene una actitud mucho más abierta hacia Israel que gobiernos anteriores. La España de Aznar era más cercana a Israel que la de Zapatero, y aquí es donde entra la ideología. Es evidente que, mirada ideológicamente, Israel es muy incómodo para la izquierda europea y especialmente muy incómoda para la izquierda española.

TM: ¿Y la relación de los ciudadanos? 


PR: Los ciudadanos están muy contaminados, intelectual y periodísticamente. Aquí mezclan Israel y los judíos…Para los europeos de hoy, y para los españoles particularmente, los judíos son los grandes desconocidos. Cuando conocen a un judío se sorprenden, y en cambio hablan mucho de ellos! En España hay muy pocos judíos y sin embargo hay un sentimiento generalizado de menosprecio. Te pondré un ejemplo.

TM: Adelante.

PR: Mi panadera, que es una mujer que únicamente lee revistas del corazón, prensa rosa, me dijo una vez: “que malos son estos judíos”. Y esta mujer no sabe ni lo que es un judío, ni donde está Israel, ni cómo es este conflicto. ¿Por qué mi panadera, que solo lee la revista ‘Hola’, está contaminada por esta actitud? Porque mira la televisión.

TM: Y aquí es donde entran los medios…

PR: ¡Ah! ¡La relación de los medios con Israel es manipuladora, traidora a la verdad informativa y probablemente es el conflicto donde se destruye de manera más rotunda el código deontológico del periodismo! No conozco ningún otro conflicto tan manipulado como éste…Hasta tal punto que cuando el periodismo aterriza en Israel, deja de ser periodismo y se convierte en propagandismo. Cualquier corresponsal, a menos que tenga la cabeza muy bien puesta, ya sabe que tiene que hablar en contra de Israel y a favor de Palestina. Yo creo que en la actualidad, España es, mediáticamente, el país más antisemita de Europa. Todos dirán que son antisionistas, pero el antisionismo es el disfraz del antisemitismo de hoy.

TM: Y con todo este escenario, ¿cuál es la situación de los judíos en España?

PR: Es tranquila, en el sentido de que ese antisemitismo católico, antiguo, de Semana Santa, yo no lo percibo, no existe. Pero si que hay una contaminación brutal contra los israelíes globalmente. Y la gente lo confunde todo, por tanto también es contra los judíos. Pero no creo que ningún judío en España, en su vida cotidiana, tenga ningún problema. Sí que se deben sentir muy incómodos cuando leen la prensa, cuando van a la universidad, si escuchan la radio, si miran la televisión…Descubrirán que esta condición de judíos, en el momento en que se habla de Israel, se convertirá en un problema.

TM: Yendo al otro lado. ¿Cuál es la situación de los musulmanes en España y Europa?

PR: También son percibidos por algunos con menosprecio y por tanto también hay que luchar contra los procesos islamofóbicos. Sin embargo los musulmanes son un colectivo muy numeroso, y muy poderoso. Tienen decenas de países detrás que les apoyan. Países con dinero, y sin problemas.

TM: En una entrevista dijiste, literalmente, que “Europa será el campo de batalla del integrismo islámico”. ¿A qué te referías? 


PR: Sí, no tengo ninguna duda. Pero integrismo islámico entendido en sus términos ideológicos. No tengo ningún problema con el Islam, sino que tengo problemas con los hombres que lo utilizan para matar. Mi problema es que alguien, en nombre de un dios, anime a la gente a odiar la libertad, a menospreciar y esclavizar a sus mujeres, y a odiar a Occidente. Y esto es un problema, porque no es una religión, es una ideología.

TM: ¿Europa se está islamizando progresivamente?

PR: Europa es el objetivo fundamental de la Yihad ideológica. Es el objetivo prioritario. Si lees textos yihadistas, la obsesión por Europa es permanente. Primero porque Europa destruyó el último gran Califato. Segundo, porque Europa es la cuna de las libertades. Tercero, porque es, junto con Estados Unidos, donde nacieron las libertades de la mujer. Y como hay millones de musulmanes en Europa, éstos pueden ser contaminados o con las libertades o con este Islamofascismo.

TM: Es todo un reto para Europa… 


PR: Sí, el reto más importante desde la caída del Muro de Berlín. Que los millones de musulmanes que hay en Europa se vuelquen hacia la democracia y no se vayan hacia el integrismo islámico. Estoy preocupada porque el integrismo tiene mezquitas, oratorios, capacidad, dinero, y porque actúa con una gran capacidad de proselitismo. En este sentido, tenemos un problema en Europa sin ninguna duda. Pero no creo que se esté islamizando. Se está consolidando un reto histórico. Europa ha sido la cuna de lo todas las batallas…

TM: ¿Crees que Europa es realmente consciente de este reto?

PR: Creo que los ciudadanos europeos estan un poco preocupados con el tema del fundamentalismo islámico. Pero no estoy del todo segura de que sea una consciencia muy clara…Hay una preocupación atmosférica. Los gobiernos cada vez son más conscientes de que una cosa es la religión y la otra el fundamentalismo, y creo que hay un antes y un después de los atentados de Madrid y Londres. Por tanto somos más conscientes del fenómeno, pero no sabemos como defendernos.

TM: El próximo 11 de noviembre se estrena en Madrid una película titulada “En el nombre de Alá”, que habla de un futuro ficticio en el que Cataluña se convertiria en una ‘República Islámica Independiente’…

PR: ¡Vaya!

TM: ¿Puede ser que este futuro no sea tan ficticio? Ya sea en Cataluña o en Europa.

PR: Lo que si creo es que tenemos un futuro muy complicado. Porque el fenómeno ‘fundamentalismo totalitario’ va a más. No hemos llegado al punto de inflexión…Está financiado por mucho dinero y mucha logística y tiene vocación de conquista, y este es un problema muy serio. Aunque no creo que ningún territorio europeo se convierta nunca en una república islámica. Como ha pasado siempre en la historia reciente, en la lucha entre la libertad y el totalitarismo gana la libertad. El problema es que nos dejamos la piel por el camino.

TM: ¿Se están llevando a cabo políticas para controlar o regular esta expansión islámica?

PR: No. Yo creo que en España nos pesa demasiado lo políticamente correcto. Y con la tontería de la multiculturalidad, que siempre queda muy bien, se nos está colando una minimización y una permisividad en el yihadismo ideológico. Es decir, aquello que no permitiríamos a cualquier otra colectividad porque vulnera derechos, se les permite a estos. Los gobiernos son muy laxos en este sentido. No quieren quedar mal con el mundo musulmán… Quiero recordar una frase de Theo Van Gogh, cuando le dijeron que no firmara su película, porque era peligroso… Él dijo que “si yo que soy holandés, y vivo en un país como Holanda, que siempre ha defendido la libertad de expresión, no puedo firmar una película mía…es que mi país ya no es Holanda”. Y lo mataron.

TM: ¿Qué hacer? 


PR: Hay que levantar la voz. 


Pilar Rahola, la versión más honesta y consecuente de la inmensa minoría. Una voz para prestarle atención. Una voz que cada día suena con más fuerza. 

©Tomás Morgenstern
Guysen International News
19/10/2008



Guysen International News agradece a Dori Lustron por su constante colaboracion. 

Fuente: Pilar Rahola