la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik


Consideraciones y elementos de crítica al video-poesía “AUSCHWITZ: te he soñado tanto LIBERTAD” por Félix Esteves


Hablar del Genocidio Judío cometido durante el poderío Nazi y más allá de esa frontera es muy difícil, porque son muchos los puntos en que no podemos ser completamente objetivos: primero porque puede ser que quizás un familiar o un ser muy querido halla padeció tal crueldad, o como es mi caso que no tengo a nadie que lo haya sufrido, pero me queda la vergüenza y la culpa como ser humano que se cometan y hayan ocurrido monstruosidades como el Holocausto. 

Por eso algunos textos o trabajos que se han publicado u obras de arte que han surgido por ese motivo histórico, están llenas de subjetividades que muchas veces pecan de sentimentalismo. Pero no es así el caso de la poeta Beatriz Iriart que ha logrado llevar con magnificas construcciones literarias los horrores de los campos de concentración nazi a una elevada y hermosa poesía. 


Un ejemplo muy singular de lo anteriormente dicho, es que ella no describe simplemente las barbaridades cometidas en los campos o ghettos: En el poema “EL ESCULTOR” utiliza el símil y compara el arte de la escultura con la destreza de sobrevivir, la cuchara-cuchillo se transforma en martillo-cincel, así la víctima se convierte en artista y el arte en vida. 


Es maravilloso leer cada poema de esta señora poeta porque con la belleza del lenguaje nos recuerda y nos hace sentir los errores y horrores de la humanidad. “AUSCHWITZ te he soñado tanto LIBERTAD” es una obra donde se casan la palabra, la imagen y la música para parir con una sutileza casi mágica un testimonio de una parte de la historia que nadie y nunca debe olvidarse.


© Félix Esteves
Escritor
Caracas, mayo 2009