la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik








“Y estamos marchando todavía en las calles

Con pequeñas victorias y grandes fracasos

Pero hay alegría y hay esperanza

Y hay un lugar para ti”

Joan Báez





Poemas de Dioselyn Tovar y Laura Fernandez



Viviana Marcela Iriart, poema de Laura Fernández, Torino febrero 2011

vmi, foto  Beatriz Iriart






Cela el mar
al irte,
cela el aire,
cela ir.

Irte ví
viva.
Iría al ir?
Cela el mar.
Cela vivir.

La vi
ir
a lar?
al arce?  
amar?

Cela mar.
El mar te cela
viví a mar.
Vivían.
La ví amar
La vi ir. 

La mar viva cela.
La vi ir




Con todo mi cariño


Febrero 2011
Torino, Italia
Artista plástica




 
  
Nace  en Buenos Aires, Argentina
Desde hace 10 años reside en Torino, Italia.
Artista plástica y docente. 
Ha realizado diversas muestras colectivas en Argentina e  en Italia.








"23 poemas dispersos de Violeta Cesar" de Dioselyn Tovar  



  

Dioselyn Tovar. Foto: Carlos Andrés Pérez Flores


INCERTIDUMBRE BAJO Oº

He construido muchas naves con los vientos en contra,
Hay una sentencia de mar arañando estas paredes,
La pura melancolía me asiste madre en estas horas.
Cálida me cobija los pies
Último gesto de amor en este lunes.
Querido avestruz, sálvame del verdugo que abre mis silencios de animal en reposo.
Limpia mis zapatos con tu lengua sabia
Corona mi sangre con tus semillas
Equivoca el rumbo de mis perseguidores
¡Con movimiento uniforme en la ansiedad hoy respiro!






AVES TACITURNAS  

Me complacen estas exequias tributadas a tu ausencia
Te increpo en latín porque una centuria nos separa
Y tú te has entristecido en láudano

En aquel tiempo el reloj de arena que ahora soy
Daba un salto al vacío
Mi escalera caustica termina en ti
Empedernida caigo siempre del mismo dolor

Dos sillas giran sobre sus ejes
Para descomponer la exactitud del tiempo
De espaldas a tus súplicas desciendo

Explícame ese agujero en tu costado
Sin estremecer al ave taciturna de mis ojos

Ellas traman el espiral de Li-Po
Pretenden desconocer los heraldos del mandala
Niegan la aguja en su santo lugar
Inmisericordes se pavonean fructificados
En el sauce de mis vientos

Con qué octosílaba te venero
Ven y atiborra la culpa tras mis violetas
Con la dorsal vencida de puro desatinar al blanco
Emprendo con tus camisas un oficio de aguas mansas.






Nada es más veloz que la muerte, ni tan siquiera la luz, que es ella misma
 Violeta César

UNA FULGURACION

Ando de cínica burlando al odio
En todas sus madrigueras

Mi dolor se queda dormido
Sobre sus babosas iras

Apago espejos en mis ojos
De muñeca de trapo

Vuelves mariposa moribunda
De tus colores a ondular la tarde

Encuentras en esta Ciudad
Tu incesante presencia Dandil

Has consumado la muerte 
Bajo el signo del amor

Al alba vestirás la incandescencia de tus horas

La densidad de tu voz ha logrado derribarme

Partirá, la nave partirá
¡No, no al tristísimo viaje!

In Memoriam a David Suárez














Violeta César y el principio de incertidumbre de la conciencia humana



EL PEZ Y LA NADA

Todo se vuelve humo sobre nuestras ansias
Y la nada recorre nuestros cuerpos opacos
Derrotado por el miedo

Parecidos a un pez muerto
Parecidos
Al cero a la izquierda de tantas noches
Sin tu respiración

Humo esta nave que me regresa a tus brazos
Y nuestros cuerpos son aguasanta
Donde el pez muerto respira
La nada es un puerto inevitable
A Roberto Dib in memoriam


 
© Dioselyn Tovar
"23 poemas dispersos de Violeta Cesar "

(fragmento)
Libro inédito






Dioselyn Tovar nació en Venezuela (1958). Estudió Filosofía, Arte y Teatro en la Universidad Central de Venezuela, participando  en montajes teatrales. Se radicó en Cumaná donde ha trabajado en artesanía y en la promoción cultural.  Realizó talleres de escritura y creación literaria. Ha colaborado con la prensa regional y la revista literaria Trizas de Papel. Es co-autora de la Antología de un Taller publicado en 1998 en el Centro de Actividades Literarias "José Antonio Ramos Sucre" de Cumaná.  Tiene  varios  libros  en espera de publicación.