la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik








“Y estamos marchando todavía en las calles

Con pequeñas victorias y grandes fracasos

Pero hay alegría y hay esperanza

Y hay un lugar para ti”

Joan Báez





Cinco Autógrafos: Autógrafo 3. John Lennon por Susy Dembo



The Beatles a Lilian Dembo, hija de Susy


Un nublado día en Londres  recorriendo  Trafalgar  Square, Joshi, el hermano de mi madre, caminaba conmigo mientras admirábamos el bello paisaje; palomas por doquier  buscaban alimento, les extendí mi mano enguantada con algo de maíz en ella, de pronto decenas  de  ellas me rodearon y  con su sonido arrullador,   se posaron  en mi   cabeza y  mis brazos y  con la fuerza del momento me hicieron casi volar.

Entre cuentos y recuerdos,  mi tío,  sonriendo me preguntó si yo había escuchado algo sobre los Beatles. -No- le dije-  no los conozco. El me respondió, tu prima Bárbara y su novio  están  encantados  con un grupo de música  que ha revolucionado al mundo, son los Beatles.

Cuéntame   le dije,  mi tío continuo:   Son originarios de Liverpool, Inglaterra y   nos tienen  muy impresionados  por  su audacia  y su   comportamiento, son  unos talentos musicales muy especiales. Integran la banda cuatro músicos. Tocan la guitarra y cantan de una manera contagiosa y bien estudiada, eso los hace ver como  rebeldes distinguidos y acoplados en su interpretación.

Era el  otoño del año 1960 y  nunca  hasta ese momento había escuchado sobre ese grupo tan ovacionado y especial.

Mi tío agregó que su hija, o sea mi prima, y su novio  acompañaban al grupo musical en los conciertos como muchas otras parejas que los admiraban y bailaban mientras ellos tocaban por varias ciudades de Inglaterra. Joshi comentaba, es un acontecimiento que está cambiado el destino musical  de Inglaterra y que  va a   revolucionar al  mundo entero para siempre  con su baladas y   canciones que despertarán a varias generaciones   por venir,  con   melodías  inspiradoras  de un ritmo y un momento de la historia que perdurará   para siempre  en el alma de los que  reciben como un regalo su talento hasta hoy inigualable.
.
Después de ese comentario tan impresionante mi curiosidad hizo que buscara toda la información  sobre estos  músicos que estaban arrebatando la taquilla  del rock y del pop del mundo entero.

Exactamente no recuerdo cuando  escuché por primera vez su  pegajosa  y preciosa música que me envolvió con  su mágico encanto juvenil, y que aún hoy casi cincuenta años después me hacen regresar a los días en que descubrí con intensa emoción  las letras  y las melodías de su inspirada creatividad.

Me volví una fanática de sus baladas  y actividades,  los seguí  en todo lo que pude,  sus movimientos,  locuras,  equivocaciones,  aciertos.
  
Sus  encuentro  con Maharishi, el Gurú,  las  canciones que evocaban a la India y que sin duda fue  el despertar de sus sueños de ácido y  de drogas, a la vez que de un desarrollo espiritual que los llevó a componer canciones inigualables.

Mia Farrow, que también los siguió a la India, fue testigo de ese momento de la vida interior de los Beatles y el camino del éxito que ya lo tenían asegurado.





Me daba curiosidad todo lo que hacían. Leía sobre  sus matrimonios, peleas, el impacto sobre ellos de  la guerra de Vietnam y el sueño de la Paz deseada, que se integrará mas adelante  en las letras de sus canciones.

En 1963 fue el primer viaje del grupo a los Estados Unidos y todo el revuelo internacional que causaron el encuentro de John  Lennon con Yoko Ono, que también fue muy comentado mundialmente y yo,  desde mi ventana,  me imaginaba que algún  día los iba a conocer y escuchar personalmente.

En Venezuela se vendían   unas tarjetitas  que tenían las fotos de los Beatles en diferentes  actividades, estas eran muy apreciadas y mis  hijas  las  coleccionaban y las intercambiaban para tener la colección completa.

Pasó el tiempo  y mis hijas se fueron de  mi casa  a una nueva vida y muchas cosas quedaron en mi hogar que ellas dejaron; revisando y añorando su presencia  encontré  guardadas en un armario de recuerdos,  algunas de esas barajitas, como las llamaban entonces.

Y las que aun conservo son fotos en blanco y negro con las posiciones características de ellos, cantando en un estudio de grabación o simplemente posando. Estas fotografías son de alguna manera  causantes  de mi deseo  adictivo para poseer autógrafos, inscritas en la parte de abajo de las fotos, con la firma de uno de los Beatles que aparecen en ellas.

Pase  muchos años  muy ligada a estas preciosas canciones: “Yesterday”,  Yellow Submarine”,  “Strawerry Fields Forever”, “Lucy in the Sky  With Diamonds”, que según los comentarios es la canción de la época Beatles que pasaron en la India. “Help”, la canción  de la desesperada  soledad y ya casi  en los años  ochenta la maravillosa “Imagine”, un sueño y deseo de paz eterna,  la que   me inspiró   a realizar una escultura de John Lennon y pintar  un cuadro de  John y Yoko Ono, en el primer aniversario de su fatídica  desaparición,  balada llena de amor incondicional.

Yoko Ono  presentó en Miami Florida una exposición sobre las obras de gráfica de John  Lennon,  pues  según  los biógrafos de Lennon  dicen que el primer amor del músico  fue el arte y que mucho antes de tener  una guitarra propia, ya él  había estudiado  en el Liverpool Art Institute   por tres años, de 1957 a 1960.  Su estilo, un dibujo de línea realizado con  lápices o plumas  y la tinta sumi dicen que fue un  alumno destacado y de gran talento.

Ilustró con sus dibujos tres libros escritos por él y entre otras obras existe  un portafolio de Litografías  llamado “Bag One” que se  encuentran hoy en el  Museo de Arte Moderno   en N.Y, este portafolio tiene unos dibujos eróticos que se publicaron en enero de 1970 y la  exposición fue cerrada por el Scotland Yard  debido al tema  demasiado atrevido  para esos años. Con títulos como  “Luna de miel”, “Erótico1”  “Erótico 2”, “Erótico 3”,  “Erótico 4”, “En la cama” y otros nombres, que sugerían erotismo y placer. Estos dibujos fueron confiscados  por el mismo Scotland Yard, que causó consternación en ese momento por su audaz procedimiento.
.










Hombre,  Músico, Compositor, Artista, Poeta, Filósofo de esta generación, artista integral  inolvidable. John Lennon, que falleció en plena productividad y juventud.

Yoko Ono estudió con un profesor con el que tuve la suerte de estudiar   por un corto tiempo, un  gran artista, Michael Ponce de León, que  daba  clases de grabado  en su taller en el viejo edificio de  la compañía de teléfonos  de  New York. Innovador  en el arte del  grabado, inventor de una  prensa   para imprimir  bajo relieves difíciles  de realizar en una prensa de grabado corriente,  con esta prensa se logran efectos muy especiales y profundos. Yoko Ono fue una artista grafica importante.  lo que parece haber unido a la famosa pareja.

En  la música y el arte solía comprar   los “Long Play” de los Beatles y aprendí de memoria las letras de esas canciones tan preciosas y diferentes.  Aun me acuerdo de algunas de ellas,   la memoria es gratificante con las cosas que fascinan al ser humano. Y el resultado es “no olvidar  el momento, entonar la melodía, y conservar la letra que es para siempre.”


En 1968, una exposición de mi trabajo en esmaltes me llevó a New York. Un amigo de mi familia que era productor de televisión y cine se había asociado con unos cineastas  de Apple Productions. Era la productora del grupo. Querían hacer una  película con uno de los Beatles. Esta película se iba a llamar Candy  y en efecto fue un éxito con Ringo  Starr, Richard Burton y otras estrellas importantes de los años sesenta.

Una noche en el Oak Room, tan  digno y elegante salón  del entonces reconocido por su elegancia  Hotel Plaza, cenábamos los cineastas y yo como invitada y se comentaba sobre los pormenores de lo que sería la película,  qué iba a ser filmada en Inglaterra. Manifesté mi interés por los músicos. Uno de los cineastas me pregunto, “te gustaría hablar con los Beatles por teléfono?” Con picardía dije: “¿y cómo? La   respuesta inmediata fue un  kilómetro de cables  que llegaron a nuestra mesa con un teléfono negro. Leon Mirell, el principal del grupo, tomó el teléfono, llamó a la operadora y le dijo:

-    Comuníqueme con Londres - le dio un  número de teléfono y murmuró Apple Productions.

Conteniendo mi aliento esperaba alguna respuesta y  él me advirtió:  

-        Susy, vas a hablar con John Lennon, él está en línea.

Tomé el auricular en mi temblorosa mano de entonces y escuché una voz   que no  tenía nada que ver con la voz  de las canciones que  me encantaban y ésta  me preguntó:

       -   “¿Que puedo hacer por ti”?

Turbada y muy ansiosa contesté:

-        Por favor necesito para mi álbum de autógrafos, unas fotos de ustedes firmadas. Una es  para mí, las otras son  para mi hijas  Lilian y  Vivian.-  John  me contestó:

-        ¿Tú cómo te llamas?

Le di mi nombre y él me dijo:  

- Los voy a anotar - y  amablemente   prometió enviarme  lo más pronto posible  esas fotografías  firmadas.

Allí terminó el encuentro telefónico  que es historia para mí. En efecto, un tiempo después me enviaron  las tres fotos, con sendas firmas de los cuatro grandes músicos. Mis hijas las conservan en sus casas, cuelgan con la  prestancia de los años gloriosos. Yo le hice un marco  precioso de esmalte con  piezas  de marfil y figuras de animales africanos que se confunden con todas mis memorias y sueños de días y noches   de   guitarras. Ellos siguen tocando para mí esas melodías que nunca desaparecerán  

Entonces,  viene a mi mente la canción de John Lennon, mi favorita, llamada “Yesterday”    que en castellano significa Ayer y melancólica   murmuro……”all my troubles seem so far  away”



Caracas 2008