la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik


¡Cuánto extraño a Cortázar y Galeano!, por viviana marcela iriart, fotos Eduardo Gamondés, mayo 2010

 
 




Les extraño porque  cuando les entrevisté en Caracas en 1979,  cuando ambos eran dos estrellas de la literatura,  famosos en el mundo entero y requeridos por los medios de comunicación más importantes,  fue muy fácil contactarlos.A Cortázar lo llamé al hotel y, para mi sorpresa, él mismo atendió el teléfono: no tenía secretaria. 

A Cortázar lo entrevisté dos horas antes de la inauguración de un congreso sobre el exilio, en el que él era uno de los ponentes principales.

Con Galeano fue más fácil aún. Al terminar dicha  inauguración me acerqué a él y le pregunté si podía entrevistarlo. Me dijo que sí, ahí mismo nos fuimos a un café y la entrevista comenzó.
Por eso les extraño tanto.

Porque aprovechando mis últimos meses en Argentina pensé en entrevistar a artistas cuyo trabajo admiro, con la idea posterior de hacer un libro.
Y entonces hete aquí lo que me sucedió:

1) Artistas con página Web que tienen el correo electrónico de adorno: nunca responden.
Les voy a hacer una sugerencia y no hace falta que me den las gracias. Pongan: “Contacto exclusivamente para Trabajo y entrevistas para Medios de Comunicación Importantes. Admiradoras, admiradores y periodistas independientes  que han  hecho posible que esta página exista: abstenerse.”

2) Artistas con página Web que sí contestan el correo electrónico pero sólo dan entrevistas por correo electrónico, ¡aunque estamos en la misma ciudad!

3) Artistas que conocí por casualidad en una fiesta, con los que conversamos gratamente, que aceptaron gustosamente que les entrevistara, que me dieron su tarjeta al despedirnos insistiendo en que no dejara de llamarles. Artistas que, cuando les contacté, sí, imposible de creer, no aceptaron entrevistas personales sino por correo electrónico. ¿Pero si estuvimos una hora charlando en la fiesta? Eso, éso es otra cosa.

4) Artistas que me dijeron  que les esperara a la salida del teatro y, después de una hora de espera, el portero me dijo que se habían ido por otra puerta.

4) Artistas que no tienen  página Web, ni manager que la tenga, ni manera de ser contactados salvo que pertenezcas al exclusivo clan en el que se mueven.








Tener la posibilidad de entrevistar por correo electrónico es maravilloso cuando la distancia impide la entrevista personal. 

Pero para que entiendan lo que significa entrevistar a alguien por ese medio voy a ser gráfica: es como tratar de exprimir un ladrillo. Hay que trabajar muchísimo después para que la entrevista se lea como el cálido diálogo entre dos personas y no como el frío monólogo de dos máquinas.

Curiosamente la única artista a la que quise entrevistar por correo electrónico, porque estábamos en diferentes continentes… ¡me dijo que no!  ¿El motivo?  Sólo da entrevistas personales. ¡Al fin una artista que sabe que la comunicación no sólo son palabras: es una mirada, un gesto, un silencio, la postura corporal, la forma de vestirse, caminar, sentarse. La comunicación es un todo.  Su nombre: Joan Báez.

Al final desistí de hacer las entrevistas y del libro.

Por eso extraño tanto a Cortázar y Galeano.
Porque entonces, como ahora, yo era desconocida y escribía para un medio más del montón. A ninguno de los dos le importó. Lo que les importaba era comunicarse.

Cortázar hasta tuvo la inmensa calidad humana y generosidad de enviarme, escrita a mano, la siguiente carta desde París:  






Adoro la tecnología.
Internet y el correo electrónico son fundamentales en mi trabajo.
Pero hacer una entrevista es como hacer el amor.
Se puede tener sexo por correo electrónico.
Hacer el amor, jamás.


City Bell, 31 de mayo de 2010





Homenaje a 100 años de su nacimiento y 30 de su partida: 
26 Agosto 1914 - 12 Febrero 1984 / 
Homenagem aos 100 anos de seu nascimento e 30 de sua partida:
 26 agosto 1914 - 12 fevereiro 1984