la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos


Alejandra Pizarnik








“Y estamos marchando todavía en las calles

Con pequeñas victorias y grandes fracasos

Pero hay alegría y hay esperanza

Y hay un lugar para ti”

Joan Báez





Orgullosamente judía venezolana, argentina, israelita, francesa.... por viviana marcela iriart, City Bell 3 de marzo de 2009







Ante el peligroso e injusto brote antijudío que azota al mundo quiero proclamar que yo, que no soy judía, me siento ORGULLOSAMENTE JUDÍA VENEZOLANA, ARGENTINA, ISRAELITA, FRANCESA....

No nos dejemos llevar por el odio alimentado por los fabricantes de armas y de guerras. EL PUEBLO PALESTINO Y EL PUEBLO ISRAELITA SE MERECEN VIVIR EN PAZ Y PROSPERIDAD. Y esto no es posible porque Hamas le declaró la guerra a Israel y además nunca construyó refugios antiaéreos ni hospitales para proteger a su población. Excelente jugada para ponerse en víctima cuando se es victimario.

Israel no pelea contra los PALESTINOS. Se DEFIENDE de los terroristas de HAMAS, que no dejan pasar un día sin lanzarles misiles. Israel tiene excelente relaciones con la AUTORIDAD PALESTINA, la misma de Arafat,sí, aquel que ponía bombas en los supermercados cuando era la OLP y se negaba a reconocer a Israel, hasta que la sabiduría que a veces da la vejez lo llevo a hacer las paces y llevó paz a su pueblo. Por otra parte gran parte del pueblo palestino trabaja y come en Israel.

¿No es esta una prueba de que ambos pueblos pueden y viven en armonía?

Me preocupa que se hable de genocidio y que nada se diga del genocidio de las MUJERES PALESTINAS y ARABES cometido por los fundamentalistas islámicos, mujeres que viven en estado de ESCLAVITUD y que son asesinadas simplemente porque se pintaron las uñas o se les vio un poco la cara. El mismo destino corren los HOMOSEXUALES. 

Todos los seres humanos merecen vivir en paz, respetados, sea cual sea su religión, sexo, raza, orientación sexual, etc. Pero hoy las mujeres y hombres judíos de cualquier nacionalidad, son discriminados y atacados en sus propios países simplemente por ser judíos y apoyar a Israel. Pero todos los que apoyan a Hamas, no importa su religión , viven tranquilos, dicen lo que piensan, sus casas no son pintadas, sus templos no son violados. Y así debería ser, pero con todos.

Por eso pido humildemente que dejemos de lado el odio y demos paso a la paz, la tolerancia, la humanidad. No pido amor porque ya sería demasiado, aunque como decían los estudiantes del Mayo Francés del 68: "SEAMOS REALISTAS, PIDAMOS LO IMPOSIBLE".

Shalom. Salam

©viviana marcela iriart
3 de marzo de 2009